http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Fútbol | Valencia CF

El Valencia busca opciones para evitar que Hacienda le embargue por la multa

Manuel Illueca, responsable del Instituto Valenciano de Finanzas. / Juan J. Monzó
Manuel Illueca, responsable del Instituto Valenciano de Finanzas. / Juan J. Monzó

El club no pagará los 23,6 millones a la UE antes del 5 de julio pero tendrá que presentar un calendario de pagos y podrá recurrir al Tribunal Económico

Juan Carlos Valldecabres
JUAN CARLOS VALLDECABRESValencia

Todos aseguran que el revés estaba más que previsto pero aún así siempre duele encajar un golpe con estas considerables dimensiones: 23,6 millones de euros. La Comisión Europea ha vuelto a desgarrar al Valencia y ha recordado que el Instituto Valenciano de Finanzas no tiene competencia alguna para suspender el cobro de la multa impuesta desde Bruselas por las supuestas ayudas oficiales en el préstamo que la antigua Bancaja le dio al club de Mestalla en 2009. Que no tenía el IVF autoridad suficiente sobre esta suspensión cautelar era una cuestión de la que ya informó LAS PROVINCIAS días atrás y que como ayer quedó constatado no pilló por sorpresa a nadie.

Por lo tanto, de nuevo se vuelve a un escenario conocido: la obligación del IVF de continuar con el procedimiento de cobro de dicha sanción mientras que la postura del Valencia sigue siendo bastante clara al respecto: está tan decidido a resistir sin pagar como a mantener abiertos y bien alimentados de manera paralela los frentes judiciales que le pueden dar algo de tregua o la razón de manera global (se espera la resolución definitiva para el primer trimestre de 2019).

El club decidió ayer no emitir comunicado alguno al respecto -es más, Mateo Alemany ha suspendido la rueda de prensa que tenía preparada para este miércoles-, pero sí quiso manifestar con rotundidad que no va a pagar ni un solo euro antes de ese 5 de julio y que sigue dispuesto a plantar cara para defender sus intereses. Esta firme posición ya ha sido trasladada al IVF, con quien están casi en permanente contacto los abogados de la entidad de Mestalla. De hecho, entre ambas instituciones ha habido y habrá una estrecha colaboración. Manuel Illueca, responsable del IVF, siempre ha mantenido un correcto equilibrio entre la aplicación del dictamen de la UE y el hecho de defender los intereses de una empresa local como es la entidad de Mestalla que, además, se considera perjudicada. «Siempre hemos querido aplicar una línea de sensatez sobre este asunto y ponernos a disposición del Valencia en lo que consideramos una demanda justa», afirma Illueca.

Pero eso no quita para que el IVF esté decidido a cumplir con diligencia la orden dada por la CE. Hasta ese 5 de julio tiene el Valencia de margen para presentar a la Comisión Europea un plan de pagos convincente mientras sus abogados tienen además la posibilidad de recurrir por la vía nacional al Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC). Si las propuestas del Valencia no convencen a Bruselas y mantuviera esa negativa de pagar, al IVF no le quedaría otro remedio que trasladar el expediente a Hacienda para que actuara contra el club.

Inicialmente, el plazo máximo de pago para el Valencia finalizaba el 20 de mayo pero, como consecuencia de las distintas resoluciones adoptadas, el margen se ha extendido hasta el próximo 5 de julio.

Lo curioso es que mientras que al Valencia le han tumbado la suspensión, el Elche ha conseguido sacarla adelante (4,1 millones de euros), mientras que el Hércules está a la espera (6,9 millones). ¿Por qué esa diferencia? Básicamente hay aspectos que se consideran claramente diferenciadores. Por un lado porque el Elche aportó una contragarantía de una finca de 6 hectáreas y, por otro, porque teniendo en cuenta la delicada situación financiera que tiene la entidad franjiverde, en su caso el cobro causaría un daño irreparable poniendo al club en serios problemas de liquidez.

En el Valencia, según los argumentos que considera Luxemburgo, está Peter Lim y el máximo accionista posee músculo suficiente para resistir la embestida que supone abonar la multa. El auto del Tribunal de Luxemburgo recordaba una línea de crédito de 54 millones y que existía el apoyo del dueño.

LAS CIFRAS 23.634.809

Euros y 17 céntimos exactamente es la cantidad que el IVF debe reclamar ya al Valencia.

75

Millones fue el préstamo inicial que dio Bankia al Valencia en 2009, avalado por la Generalitat. Luego se amplió hasta los 81.

4,86

Millones son los que pagó la Generalitat a Bankia por los intereses.

Más sobre el Valencia CF

Fotos

Vídeos