http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El Tribunal de Luxemburgo apunta a Peter Lim: prometió dar apoyo financiero al club

Amadeo Salvo junto a Peter Lim el día que el asiático llegó a Mestalla. / manuel molines
Amadeo Salvo junto a Peter Lim el día que el asiático llegó a Mestalla. / manuel molines

El Valencia señala que la multa pone en riesgo su viabilidad futura y el auto destaca que Meriton debe proporcionar todo el respaldo económico

HÉCTOR ESTEBAN VALENCIA.

El auto del Tribunal de Luxemburgo apunta a un nombre sin citarlo: Peter Lim. En las 13 páginas del texto firmado ayer, la figura del máximo accionista es permanente. El propietario del club de Mestalla prometió, y así figura en la auditoría del club, un apoyo financiero incondicional al Valencia en el caso de que llegaran problemas económicos. Estos han aparecido, por lo que habrá que responder ante ellos. El Valencia argumentó que el pago de la multa -23,4 millones de euros- le dejaría en una situación económica muy preocupante. Un coma económico que no termina de ver el Tribunal de Luxemburgo, que apunta que hay una línea de crédito de 54 millones de euros y el apoyo del máximo accionista para aportar más dinero sin es necesario. Dos argumentos que han sido suficientes y clave para suspender la cautelar.

El Valencia remitió a petición propia toda la documentación sobre sus cuentas y ahí, casi sin querer, es donde facilitó al Tribunal de Luxemburgo los argumentos necesarios para tumbar la suspensión de la multa.

El club de Mestalla, según figura en el punto 46 del auto al que ha tenido acceso este periódico, alegó que la recuperación inmediata de los 23,4 millones pondría en peligro su viabilidad financiera y modificaría «de forma importante e irreversible» su posición en el mercado de clubes de fútbol a la hora de poder reforzarse.

El auto apunta que hay una línea de crédito de 54 millones que nadie ha dicho que no esté en vigor Además, añade que hasta ahora Meriton no se ha desdicho de su promesa de dar apoyo económico

A continuación, el auto del Tribunal de Luxemburgo, en función de las apreciaciones que realiza la Comisión Europea, expone el contenido textual del punto 2.3 de la auditoría del Valencia de la temporada 2016/17. En este apartado se recuerda la provisión que ha realizado el club en el caso de que hubiera que pagar la multa de la UE y añade que la compra por parte de Meriton de la mayoría del paquete accionarial puso fin a la incertidumbre financiera en el Valencia. Además, recoge las aportaciones de Meriton en forma de líneas de crédito y que la financiación disponible permite hacer frente a los pasivos corrientes.

De este párrafo se desprende que el Valencia goza de buena salud económica gracias a la compra por parte de Meriton, que como figura en la auditoría del club y así destaca el auto del Tribunal, se compromete a aportar el apoyo financiero necesario para que el Valencia continúe con sus operaciones. «Estas afirmaciones muestran que el Valencia (el demandante) ha dotado una provisión equivalente a la cantidad indicada -23,4 millones- en la orden de recuperación-. En segundo término, el Valencia disponía de dos líneas de crédito que suman 54 millones, y en tercer término, el máximo accionista proporcionaría apoyo financiero», señala el auto, que apunta que el club en ningún caso informa que las dos líneas de crédito de 12 y 42 millones hayan dejado de ser válidas «o que el máximo accionista se haya desdicho de su compromiso de ofrecer el apoyo financiero necesario». El auto de Luxemburgo desliza que el apoyo de Lim para pagar la multa está implícito en su promesa para ayudar al club.

El Tribunal ha estimado que el Valencia en ningún caso ha demostrado en su defensa que se halle en una situación de dificultades financieras o que no pueda concurrir al mercado de fichajes en igualdad de condiciones si tiene que hacer frente al pago de la multa.

Además, respecto a la deuda que mantiene con los bancos el auto también esgrime sus dudas. «Basta con indicar que el Valencia (el demandante) no aporta datos sobre los supuestos compromisos contraídos con los bancos que permitan verificar la existencia de obstáculos para que acceda a las líneas de crédito de su accionista mayoritario», señala el punto 53. Añade el auto que no hay ningún argumento sólido que demuestre las repercusiones «graves» para no poder fichar e insiste en que el Valencia omite la línea de crédito aportada por Meriton de 54 millones y el apoyo financiero de Peter Lim «que aceptó dar y no explica». Por todas estas razones, el auto del Tribunal desestima la demanda de medidas cautelares al no demostrarse la urgencia.

Fotos

Vídeos