Las Provincias

El sueño del ascenso sigue vivo para el Mestalla

Zotko celebra el empate del Mestalla en el encuentro ante el Celta B. :: j. monzo
Zotko celebra el empate del Mestalla en el encuentro ante el Celta B. :: j. monzo
  • Los de Curro Torres remontan el gol inicial de Iglesias, ganan ante 12.000 espectadores y se encuentran a cuatro partidos de Segunda

  • El filial no da opción al Celta B y estará en la siguiente ronda

El partido comenzaba con una entrada espectacular, 12.000 espectadores en Mestalla y un mensaje de la Curva Nord: «Todo esfuerzo tiene su recompensa, Amunt Mestalleta». Y valió la pena el trabajo, porque el Celta B no tuvo opción pese a adelantarse en el marcador. El 2-3 de la ida fue una losa para los vigueses y, por si eso fuera poco, el filial del Valencia se dio el gustazo de remontar ayer para dejar un global de 6-3 en la eliminatoria. Los de Curro Torres siguen soñando con la Segunda División y ya se encuentran a cuatro partidos (dos rondas de playoff) de estar el próximo curso en la categoría de plata.

Siguiendo el guión esperado, el Mestalla salió a dominar el partido, la posesión del balón y a jugar en su propio campo tratando de desgastar al conjunto visitante. Poco duró el empate inicial y es que el Celta B se adelantó en los primeros minutos con un gol de Borja Iglesias. El filial valencianista buscó la reacción con varias llegadas por banda de Sito y Nacho Vidal y el disparo lejano de Eugeni. La reacción se consumó en el minuto 31, cuando Zotko remató a gol un saque de esquina. A partir del tanto, el Celta pareció desmotivarse y el guión volvió al origen: protagonismo local y repliegue atrás para hacer daño a las contras.

El susto del partido lo dio Borja Iglesias: tras un choque con Sivera, quedó tendido en el suelo y las asistencias entraron al césped para atenderle justo antes del descanso. Afortunadamente pudo continuar el atacante del cuadro vigués.

Ya en la segunda mitad, movía la pelota el Celta, las primeras ocasiones llegaban por parte de los locales y el color del partido era blanquinegro, además, calentaban en la banda de Mestalla los jugadores con los que Curro pretendía agitar el encuentro. Las ocasiones más claras de gol llegaban por parte del Valencia, el primero en probar fue Nacho Gil con un disparo escorado que pasó cerca de la escuadra. La hiperactividad de Sito, apoyándose en Toni Lato, creó varias oportunidades. El filial valencianista asedió el área celeste, y fruto del empuje llegó el gol de Rafa Mir que ponía en ventaja al equipo de Curro Torres.

Tras el 2-1 el Mestalla se asentó tranquilamente en el campo rival y continuó ganando posesión y creando ocasiones claras, a través de Mir y Quim, que no se pudieron materializar en gol. Ya en la recta final del partido, con el himno regional de fondo y 12.000 espectadores volcados con el filial, llegó el gol de Nacho Vidal que desataba la locura en el estadio de Mestalla. El sueño de plata sigue muy vivo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate