http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Fútbol | Valencia CF

Quique Setién le pone morbo al desafío de Marcelino García

Quique Setién controla el balón durante el partido del Betis en Anoeta./ EFE/J. Etxezarreta
Quique Setién controla el balón durante el partido del Betis en Anoeta. / EFE/J. Etxezarreta

El Valencia lleva 32 meses sin enlazar cuatro triunfos en Liga. El ahora entrenador del Betis llegó a un acuerdo con Alesanco para fichar por el club de Mestalla pero Alemany tumbó la idea e impuso al técnico asturiano

Juan Carlos Valldecabres
JUAN CARLOS VALLDECABRESValencia

El que pudo haber sido contra el que es. El reinicio de la Liga va a venir cargada de morbo en lo que se refiere al Valencia CF. En clave blanquinegra, y al margen de los asuntos sociales que ponen el foco en el futuro Mestalla y en la próxima Junta de Accionistas, desde el punto de vista deportivo el parón ha servido para que Marcelino García Toral reordene sus ideas por culpa de esos cuatro goles encajados en las dos últimas jornadas y para advertir que la dinámica de tres victorias consecutivas no es garantía suficiente para pensar que el domingo, cuando el balón se vuelva a poner en marcha, de nuevo caerán los tres puntos del lado valencianista. Hace 32 meses (febrero de 2015 con Nuno) que el Valencia no es capaz de enlazar en liga cuatro triunfos seguidos (se le ganó por entonces a Espanyol, Getafe, Córdoba y Real Sociedad). El desafío de Marcelino está servido pero la dificultad de la empresa también.

Todavía el deseo se hace más cuesta arriba si se tiene en cuenta que el partido que sirve de reactivación de la Liga es contra un rival cuyo entrenador tuvo pie y medio dentro del Valencia hace apenas unos pocos meses. Quique Setién (Santander 27-9-1958) fue el hombre que eligió José Ramón Alesanco, nada más estrenarse en el cargo de director deportivo, para encabezar este cuatro proyecto de Peter Lim.

El morbo este domingo en el Betis-Valencia será pues ese cara a cara entre Setién y Marcelino. El primero, la opción de Alesanco; el segundo, a quien eligió finalmente Mateo Alemany y que a la larga supuso el principio del fin para el director deportivo. El ejecutivo tumbó la pretensión de Alesanco, pese a que el acuerdo era casi total hasta el punto de que el agente de Setién, Edoardo Crnjar, viajó en abril hasta Valencia para sellar el compromiso sobre el técnico, quien suele ser reacio a tener representante. Estaba todo tan avanzado que Setién llegó incluso a pedir informes sobre los ayudantes que por entonces tenía Voro en el primer equipo: Chema Sanz y Juan Monar.

Setién, tras la confrontación que hubo en los despachos del Valencia por la elección, acabó sin equipo y al final se marcho al Betis que le garantizó un contrato por tres temporadas, una más de las que tiene firmadas Marcelino en el club de Mestalla. El aterrizaje de Setién en el Villamarín no ha podido resultar más beneficioso y si, por ejemplo, en el Valencia se ha destapado la ilusión con el trabajo de Marcelino y esa tercera plaza que luce el equipo en la actualidad, en Sevilla la sensación verdiblanca es casi de la misma intensidad con esa sexta posición en la tabla.

Le van tan bien las cosas a Marcelino y a Setién que precisamente LaLiga comparaba recientemente el trabajo del ahora entrenador del Betis con el del Valencia, poniendo también en el mismo saco a Valverde (Barcelona) y Berizzo (Sevilla). '¿Qué entrenador ha arrancado mejor el proyecto con su nuevo equipo?' preguntaba LaLiga en su página web.

Además de este cara a cara tan particular en el banquillo, se examinará la condición del Betis como local (ha ganado sus tres partidos) y la convicción valencianista (todavía no ha perdido ningún encuentro de Liga). Como protagonistas del asunto, hasta tres exfutbolistas que pasaron en su día por Mestalla sin exceso de brillo pero que ahora parecen estar viviendo una sorprendente e inspirada segunda juventud: Joaquín, Barragán y el reconvertido Andrés Guardado (de lateral zurdo a organizador).

Más

Fotos

Vídeos