http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Rodrigo y Parejo festejan la llamada de Lopetegui

Rodrigo muestra la camiseta de Coquelin en la celebración de su gol de ayer en Mestalla. / manuel molines
Rodrigo muestra la camiseta de Coquelin en la celebración de su gol de ayer en Mestalla. / manuel molines

Mestalla rinde un sonoro homenaje a sus internacionales

M. RODRÍGUEZ/L. MARTÍ VALENCIA.

Mestalla disparó dos mascletaes de aplausos. Lo del resto del partido fueron pequeñas tracas al lado del instante en que se retiraron Rodrigo y Parejo. La afición ovacionó como si no hubiera un mañana a ambos futbolistas cuando estos se retiraron. La próxima vez que los vean será por televisión y con otra camiseta, la de la selección. «Ahora toca disfrutar de eso», aseguró el hispano brasileño, más habituado a recibir la llamada de Julen Lopetegui. «Estábamos en la sala unos cuantos. Cuando los fiscos empezaron a gritar y a abrazarme suponía que me habían convocado», relató el centrocampista sobre cómo se enteró de su internacionalidad.

Uno y otro se desmelenaron ayer. Rodrigo vive un momento dulce, el más agradable desde que llegó al Valencia. «Los que vivimos las últimas dos temporadas nos merecíamos disfrutar de esto», reivindicó el hispano brasileño después del encuentro. No podía dejar de sonreír después de lograr su gol 16 en esta Liga, igualando el mejor registro de Paco Alcácer con la camiseta del club de Mestalla. Rodrigo, además, encadenó ayer su tercera jornada consecutiva viendo portería.

«Ha sido una buena acción colectiva. El míster insiste en que los dos delanteros juguemos cerca. El control y el pase de Zaza han sido excelentes y luego la definición también ha estado bien», indicó Rodrigo, especialmente inspirado últimamente en el uno contra uno frente a los guardametas rivales. El delantero se acordó de Francis Coquelin en la celebración del 1-0. Le entregaron la camiseta del francés y la exhibió ante las cámaras. Por los nervios del momento, se hizo un pequeño lío al mostrar la parte frontal y le dio la vuelta de inmediato para que se viese el nombre y el dorsal de su compañero lesionado.

El club impide una pancarta por Gabriel al entender que contenía un mensaje político

Rodrigo se marchó del césped en el minuto 71 sustituido por Vietto. Sonó entonces la primera mascletà. La segunda, doce después, para despedir a Parejo cuando fue relevado por Maksimovic. Al serbio, por cierto, se le abre una rendija para soñar con el Mundial por la lesión de Coquelin. «Es verdad que el fútbol es un poco así, son estados. Ha sido un día especial por cómo me ha despedido la gente, todavía se me pone la piel de gallina de pensarlo. Quedan cuatro partidos aquí en casa, cuatro finales y ojalá se viva este ambiente», comentó el mediocentro de Coslada sobre la ovación que le dedicó ayer la grada.

Si Rodrigo y Parejo viven en una nube a causa de la selección, la lista de Pékerman fue un pequeño aguacero para Murillo. El central colombiano sueña con ir al Mundial, pero el hecho de no ir a los amistosos de los próximos días complica su presencia en la convocatoria definitiva para el campeonato.

El otro pequeño lunar de la tarde fue que se impidiese la entrada a Mestalla de una pancarta con el lema 'Justicia para Gabriel'. El club alegó que ese mensaje defendía la prisión permanente revisable y argumentó que la ley del deporte impide exhibir mensajes con contenido político en los estadios.

Fotos

Vídeos