http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Valencia CF | Rodrigo invita por celebración

Rodrigo y Parejo, en primer término, en un reciente entrenamiento del Valencia. / DAMIÁN TORRES
Rodrigo y Parejo, en primer término, en un reciente entrenamiento del Valencia. / DAMIÁN TORRES

Carlos Soler volverá a hacer de 'Carlos Soler', en el centro del campo junto a Parejo, y Mestalla confía en el gran momento de Guedes La nueva llamada de la selección da al delantero del Valencia un plus ante el Athletic

JUAN CARLOS VALLDECABRES

valencia. Si alguien tiene que pagar la merienda esta tarde en Mestalla, ése es Rodrigo Moreno. Tres goles y una asistencia y, por añadidura, la generosidad de Marcelino a la hora de llenar elogios públicamente al jugador, han contribuido descaradamente a formar el complemento ideal para que Lopetegui vuelva a abrirle la puerta de la selección española a un futbolista que arrastra un déficit terrible como valencianista. Rodrigo es un tipo que nunca pierde el horizonte y que ha sabido soportar las duras críticas que hacia él -y con razón- se le han hecho en estos pasados tres años de blanquinegro. Es más, cada vez que se le ha preguntado ha tenido la suficiente humildad para reconocer este desfase entre lo que se esperaba de él y el rendimiento que ha dado. Ahora el panorama ha cambiado radicalmente para él hasta el punto de que si hay un futbolista que estará hoy extramotivado para medirse a un Athletic en horas bastante bajas, va a ser él.

Salvo que Marcelino le dé una inesperada vuelta de tuerca a su política de rotaciones -tampoco tiene mucho sentido porque se acerca un parón y porque quien ha jugado esta semana ha sido el rival-, Rodrigo y Zaza -que se ha quedado sin ser convocado por Italia- están llamados a formar ese ataque del Valencia al que Guedes ha revalorizado.

Con diferencia, el portugués se ha convertido casi de la noche a la mañana en el futbolista de moda para la grada valencianista. Y seguramente hoy le tocará cambiarse de banda para dar entrada a Pereira en el lado izquierdo.

¿Por qué? Pues porque la baja de Kondogbia obliga a retocar el puzzle. Lo natural hubiera sido pensar que para tapar la carencia del gigante francés se echara mano de Maksimovic, pero no parece que vayan por ahí los tiros. El serbio fue un fichaje de García Pitarch al que no le ha quedado otro remedio Marcelino que encontrarle taquilla en el vestuario. Quizás, si al Valencia se le planteara ahora firmar a un futbolista como Maksimovic, con las nuevas atribuciones del entrenador sería poco probable que fructificara.

Maksimovic sólo ha disputado 20 minutos de las seis jornadas celebradas y todo apunta a que su oportunidad le debe llegar en la Copa del Rey. ¿Quién va a hacer pues de Kondogbia? Pues Carlos Soler, que a su vez hará también de 'Carlos Soler'. Cierto es que el valenciano ha brillado en esa posición de banda derecha al que le ha recolocado Marcelino, pero no se sabe muy bien si lo hace bien porque al final va a ser ése su sitio ideal o porque el chaval es tan cumplidor que lo hace bien donde le pongas. Ese segundo razonamiento es la opción más viable.

Ya ha jugado esta temporada Soler en ese doble pivote que quiere su entrenador, pero sólo el día del 5-0 al Málaga cuando Kondogbia fue sustituido ya con todo decidido.

De ahí para atrás, lo normal es que vuelva Montoya por el inspirado Nacho Vidal -autor de uno de los goles en Anoeta- y que las molestias que ha arrastrado Gayà a principios de semana puedan darle la titularidad a Lato. Ayer, todos excepto Orellana entrenaron con normalidad. El chileno fue el único que no participó por esas molestias del viernes. No ha sido pues tampoco ninguna sorpresa que se haya quedado fuera de la convocatoria (vuelve Nacho Gil) en el que tampoco están Rober, Vezo y el sancionado Kondogbia.

Fotos

Vídeos