http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Primero Santos y luego Diego Alves

Diego Alves golpea el balón en un entrenamiento. / jesús signes
Diego Alves golpea el balón en un entrenamiento. / jesús signes

Alemany deja claro que la etapa del meta como blanquinegro se da por finalizada y que se busca una solución que encaje a todas las partes

L. M./C. V. VALENCIA.

Un problema menos. Parece que Aderllan Santos al final ha entrado en razón. Un respiro para el Valencia. Justo este sábado, cuando el equipo tiene que tomar un avión para iniciar la concentración en tierras francesas, el club espera dar oficialidad de una vez por todas a la cesión del jugador al Sao Paulo. Tres días de tensión y reuniones han servido para que el defensa haga las maletas y regrese a su país, de donde donde viajó el miércoles con el firme propósito de poner a los dos equipos en tensión.

Tras la salida de Aderllan, el siguiente que tiene que recoger sus cosas de Paterna -si no las recogió ya hace semanas- será Diego Alves. Sobre uno y otro habló ayer Mateo Alemany, cuyas palabras vinieron a decir que Santos ya no se subirá al avión valencianista esta tarde -ayer trabajó al margen- y que lo de Alves sigue su proceso de búsqueda en el mercado.

«Hace unos días que nosotros tenemos un principio de acuerdo con el Sao Paulo. El jugador ha estado valorando situaciones en un proceso que es lógico de decisión. Alesanco ha estado hablando esta mañana -ayer- con él y su representante, y la conclusión final es que parece que han tomado un principio de decisión y van a terminar. Pero falta que el jugador dé su OK definitivo», decía Alemany. Al cierre de esta edición, el club todavía no daba por zanjada esta operación, que hará que Santos milite en el Sao Paulo hasta diciembre de 2018, reservándose una opción de compra por él.

El tema de Diego Alves tiene un margen más amplio de fechas. El portero está convocado en Paterna para el 16 de este mes, por aquello de que participó con la selección brasileña mientras sus compañeros de equipo tenían vacaciones. Con esa decisión, se evita que Marcelino lo tenga durante esos días que van a estar en Evian.

«Hay intención por las dos partes para que busque un nuevo proyecto ya que parece que su etapa en el Valencia que ha sido larga ha acabado. Estamos en ello. El club tiene la creencia de que encuentre algo que le motive y que aparque o finalice su etapa en el Valencia. Se está buscando una oferta que satisfaga a ambas partes», puntualizaba el director general blanquinegro. Por Alves, la previsión inicial era obtener un pellizco (en torno a 3 millones), aunque ni Flamengo y Nápoles, con los que se le ha relacionado, parece que están dispuestos a pagar.

Del filial, por cierto, Alesanco dijo que se sigue trabajando para buscar el entrenador idóneo para un equipo muy rejuvenecido.

Fotos

Vídeos