http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Fútbol | Valencia CF

«Podemos llegar a la Champions si trabajamos porque hay gente de altísimo nivel y el equipo es capaz de competir contra todos»

Neto posa delante de un mural de Cañizares en la ciudad deportiva. ::/MANUEL MOLINES
Neto posa delante de un mural de Cañizares en la ciudad deportiva. :: / MANUEL MOLINES

Norberto Murara 'Neto' Portero del Valencia CF | «Lo hablo con Kondogbia: somos muy afortunados de jugar en Mestalla, un campo con esa energía y esa atmósfera», asegura

TONI CALEROVALENCIA.

Hacía tiempo que las selecciones no interrumpían la Liga con el Valencia tan arriba, ocupando una plaza Champions y con Atlético y Real Madrid por detrás. Tampoco es un detalle menor que el ocupante de la portería promedie una cifra coherente en cuanto a goles encajados: menos de uno por partido. Así que Neto (Araxá, Brasil, 1989) afrontó las mini-vacaciones del fin de semana con satisfacción por cómo han ido las cosas para él y el resto del equipo en un inicio que ha superado las expectativas. Queda claro que Marcelino le ha inoculado el veneno del día a día, la relevancia del progreso en las horas de Paterna. «Todo lo que estamos haciendo es fruto del trabajo. Nada más», proclama.

-¿Se esperaba que todo rodaría tan bien a nivel personal y colectivo?

-No sé si la palabra es esperar. Sí es lo que buscaba. Sabía que podía ir bien porque tengo ganas de hacer cosas importantes en mi carrera. Viví un período en el que no me dejaban demostrar cosas y me comía mucho por dentro. Esperar que estaríamos en esta posición, nunca se sabe. Lo que yo tenía dentro era trabajar con la cabeza buena. El resto sale naturalmente.

-Usted vivió estos dos años en la Juventus una parte muy dura del fútbol: entrenar toda la semana y no poder ayudar en los partidos...

-Necesito estar dentro del campo, es lo que me motiva y he venido a este mundo para hacer eso. Mi carácter es así. Cuando no me siento partícipe en la causa, me falta algo. Y no me gusta pensar que me falta algo, quiero vivir con intensidad. Mi carácter es dar el máximo y poder compartir momentos buenos con mis compañeros.

-Otra postura más cómoda hubiera sido la de seguir en la Juve ganando títulos aunque siguiera sin jugar...

-Seguramente haya futbolistas que se sientan cómodos y otros, como yo, que no. Son opciones, yo no estaba hecho para eso. Estoy hecho para competir y que la gente vea lo que puedo hacer. En el momento que pierdes el hilo de la competición, pierdes la motivación. En nuestra vida de futbolistas hay que vivir con la mayor intensidad posible para poder tener una buena carrera y poder compartir luego los momentos cuando termines esta maravilla de vida. Somos muy afortunados, quiero tener buenos recuerdos y saber que he hecho de todo para ser feliz.

-Y en la Fiorentina fue muy feliz.

-Me ayudó mucho para hacer el salto de calidad. Llegué a la Juventus por lo que hice en la Fiorentina. Hubo una temporada muy buena pero al inicio sufrí mucho. Llegué muy joven, las oportunidades eran pocas, tuve que pelear mucho para tener continuidad. Fue un equipo que me ha proyectado y me ha permitido ser reconocido en el fútbol europeo, para llegar a un grande como la Juve y estar jugando ahora en otro grande como el Valencia.

-¿Qué aprendió de Buffon?

-Se aprende mucho de un ambiente vencedor como el que tiene la Juventus. La mentalidad ganadora te entra. Y sobre Buffon, poder compartir dos años con un profesional de este nivel representa mucho a nivel personal porque uno empieza a ver cosas que antes no veía. Un campeón como él interpreta las cosas de otra manera y empiezas a trasladar esas cosas a tu vida. La experiencia, la manera de comportarse con los compañeros, el respeto, el hablar poco pero lo justo... Todo lo bueno que cogí lo expongo en la manera de vivir, no sólo de jugar. Buffon fue muy importante para mí.

-¿Perder la final de la Champions fue el peor momento de su carrera?

-La verdad que te amarga. Llegas tan cerca, ves que está ahí y no te la dan. A nivel personal, para mí, fue una derrota muy dura. Sentíamos que la podíamos conseguir. Nos pesó llegar con la sensación de que éramos casi favoritos. Contra el Real Madrid, al menos como lo sentía yo, sentía que la podíamos ganar. Y el Real Madrid en la segunda parte jugó increíble, no hubo nada que hablar.

-¿Cree que llegará a otra?

-Ojalá. Llegar de nuevo, pero la próxima vez ganar. Sería la realización de los sueños, del trabajo y los sacrificios que hacemos. Es muy bonita la vida del futbolista, pero también supone muchos sacrificios. Cada día que me despierto tengo muy claro lo que quiero, estar a tope. Jugar en Champions, llegar a finales... Fácil no es porque hay equipos de muchísimo nivel, pero yo trabajo para estar de nuevo en una final. Hay que estar preparado.

-¿Marcelino les permite hablar de la Champions como objetivo?

-Nosotros no necesitamos hablar de Champions, necesitamos trabajar. Podemos llegar a la Champions y estar alto en la tabla si trabajamos. Después, claro, hay que definir los detalles del juego. Necesitas encontrar el equilibrio y competir porque somos chavales de altísimo nivel, de mucha calidad, y podemos competir con todos. Tenemos claro esto. Los discursos tienen que estar del campo hacia fuera. No necesitamos atraer cosas que nos hacen perder el foco. Sabemos lo que buscamos y dónde poder llegar, es fundamental para un equipo. Tenemos, dentro del vestuario, un ambiente de que sabemos lo que podemos hacer y tenemos condiciones para hacerlo.

-Los partidos contra Real Madrid y Atlético refuerzan esa idea de que este Valencia puede competir contra los grandes.

-Pero eso es la culminación de la pretemporada y lo que vamos ajustando en los entrenamientos. Creo que aparte de todo el trabajo técnico, físico y táctico, depende mucho de la mentalidad. Vas a jugar a Madrid con una mentalidad ganadora y diferente, todo empieza ahí.

-Ese gen ganador es muy de un equipo como la Juventus...

-Soy una persona muy competitiva y no me gusta perder a nada. En los últimos dos años con la Juve, esa mentalidad de tener que ganar siempre te completa. Cuando tuve la posibilidad de ir a la Juve era justamente por eso, era una mentalidad que se ajustaba a la mía.

-¿Cómo define a Marcelino?

-Lo defino como un gran trabajador que cree mucho en el día a día y en el trabajo. En el fútbol tienes que creer en lo que haces cada día y a nosotros nos está pasando eso. Nada más. Es el primer año del entrenador y de muchos jugadores y eso crea una nueva energía a los que ya estaban, creando esa nueva motivación. Todo se vuelve más positivo.

-¿Le sorprendió el día que salió como suplente y jugó Jaume?

-Somos un equipo y hay una persona que elige los que salen al campo. Así que yo nada más que hago mi trabajo y respeto la decisión del míster. Todos tenemos posibilidades de jugar y nada más que eso.

-¿Qué le parece Jaume?

-Muy bueno. Trabaja con mucha intensidad y ha hecho muchos méritos para estar aquí durante tanto tiempo. Tiene muchas cosas positivas y al equipo le ayuda tener porteros así, hace competir a más nivel.

-Da la sensación de que usted ha conectado rápido con Mestalla.

-Me siento muy a gusto en Mestalla. Lo hablo con Kondogbia, que también llega de Italia. La atmósfera que hay en Mestalla (piensa) estamos muy a gusto. Me encanta la energía que tiene el estadio, más parecido a lo que se vive en Brasil... A mí me gusta, no sé decir exactamente el por qué. Me siento cómodo, he hablado otras veces con compañeros de que somos muy afortunados de poder jugar en un estadio como Mestalla, que tiene esa atmósfera. Es un placer cada vez que bajamos ahí a jugar. Soy muy feliz.

-Su padre, portero, fue su primer referente. ¿Y luego?

-Soy portero porque mi papá jugó en Brasil como profesional, llegó a Primera. Tenía claro que quería eso para mi vida cuando veía sus partidos, su ropa... Si no fuera por mi papá seguramente no tendría este amor por el fútbol. Después cuando empezamos a crecer y ver a protagonistas me fijé en Taffarel, que hizo historia para Brasil. Siempre me encantó Dida y luego llegó Julio César. Hemos tenido porteros que abrían puertas en Europa.

-¿Y en la Liga?

-De siempre, Casillas. Me gustaba mucho su posicionamiento, la manera en la que interpretaba los partidos, su frialdad, jugando y ganando Eurocopas, el Mundial...

-Y usted, si tuviera que mejorar algo, ¿qué sería?

-Tengo muchas cosas que mejorar. Cada día nos da una posibilidad de ascender un peldaño en la escalera. Tengo ganas de crecer cada vez más y esa es mi intención. Creo que podemos llegar a 40 años. Puede preguntarle a Buffon y le dirá que aún tiene que mejorar algunas cosas.

-¿El Mundial de Rusia es un objetivo real para usted?

-Mi objetivo es trabajar con serenidad y luego todo sale. Estaré preparado y si surge, muy contento. Jugar un Mundial con mi selección es un objetivo, no voy a mentir.

Fotos

Vídeos