http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El plan económico de Meriton, a examen

El plan económico de Meriton, a examen

Las pérdidas acumuladas lastran el proyecto de Lim. Los accionistas esperan de Murthy plazos concretos para el nuevo Mestalla y las soluciones previstas para hacer frente a la deuda desorbitada del Valencia

HÉCTOR ESTEBAN

El presidente del Valencia, Anil Murthy, se enfrenta hoy a su primera junta general ordinaria de accionistas. A partir de las tres de la tarde en Feria Valencia. Murthy se perfila ante lo desconocido, al foro que el año pasado vapuleó a su antencesora, Layhoon Chan, por aplazar sine die la construcción del nuevo Mestalla y no aportar soluciones ni a la catástrofe económica ni a la deportiva. Hoy el toricantano tiene la obligación de detallar cuál es el plan salvador de Meriton para que el Valencia empiece a ingresar más dinero, para disfrutar con fecha de inicio y finalización del nuevo Mestalla y las medidas que se van a aplicar para reducir la deuda y enjugar las pérdidas. Una fotografía virtual de un estadio y la extensión de un comunicado no servirán para salvar la gestión de Meriton.

Apoyo financiero

¿Peter Lim va a aportar más dinero al Valencia?

Esta es la gran pregunta, sobre la que realmente pivota el futuro del Valencia. En cada auditoría se recoge el compromiso del apoyo financiero del máximo accionista al club de Mestalla, aunque es cierto que este es el primer año en el que la auditora Ernst&Young ha evaluado, como adelantó este periódico, la solvencia del máximo accionista para hacer frente a los imprevistos. Lim por ahora no ha mostrado interés en poner más dinero. Antes del consejo de administración celebrado en Singapur en julio encargó a Murthy que transmitiera el mensaje de que no había dinero. El resultado fue la confección de una plantilla de bajo coste pero de gran resultado gracias al trabajo del director general, Mateu Alemany, y del entrenador, Marcelino.

El Valencia ha tenido que echar mano de 11 millones de euros de los derechos de televisión de esta temporada para cuadrar las cuentas del anterior ejercicio. Un detalle que demuestra que Lim no está por la labor de poner más dinero. La entidad sacó pecho el miércoles en el comunicado al defender que el máximo accionista había puesto ya 200 millones de euros.

Pagos de los créditos a Bankia

El 1 de julio el primer plazo es de casi 15 millones

Meriton inicia una nueva era. La de los pagos. Los tres años de carencia se cumplen al final de la temporada y el Valencia debe empezar a pagar los préstamos a Bankia, su principal acreedor y que ya ha comunicado que no abrirá la mano a una nueva negociación. Murthy debe dar cuenta del plan de pagos.

Nuevo Mestalla

La afición pide algo más que una maqueta virtual

Anil Murthy mostró hace unas semanas un imagen virtual del nuevo estadio. Un rediseño más austero pero más caro que la remodelación que presentó Amadeo Salvo. La realidad es que en el Ayuntamiento de Valencia, por donde pasaron los dirigentes del club no hace mucho, no hay ni un solo papel sobre el futuro proyecto. El aficionado espera que en la junta de hoy se abran nuevas ventanas del futuro campo en forma de compromisos. Lo importante, más allá de la fecha de inicio y finalización, es cómo se va a pagar el nuevo estadio. La fórmula que maneja el Valencia es la venta de los terrenos del viejo Mestalla pero salvo que se haga pública hoy, no hay ninguna oferta de 150 millones. El Ayuntamiento ya ha advertido en más de una ocasión que el proyecto acumula una demora considerable y ha metido prisa al Valencia, que de momento maniobra para ganar tiempo.

Venta de jugadores

Ingreso de 45 millones por salida de futbolistas

Uno de los aspectos más preocupantes del presupuesto de la actual temporada es la partida que apunta el ingreso en caja de 45 millones de euros por la venta de futbolistas. Una cantidad necesaria para cuadrar el balance de unas cuentas que ya parten en números rojos. En las últimas temporadas, Lim ha vendido a sus mejores jugadores para equilibrar los gastos. En total, 160 millones de beneficio en las últimas temporadas pese a que prometió que no vendería a los futbolistas importantes. Ahora, en el apartado de enajenación hay apuntados 45 millones que pueden tener el nombre de piezas como Gayà, Carlos Soler o Toni Lato.

Contingencias

Porxinos, la multa de la UE, la sanción de Hacienda...

El Valencia tiene muchos frentes abiertos que suman decenas de millones de euros. La sanción de Bruselas de 23 millones de euros está a la espera de ser resuelta por la UE. El PAI de Porxinos tumbado por la Generalitat representan en principio un pago de 20 millones de euros a los bancos gracias a un acuerdo que no se sabe si tiene fecha de caducidad. Hacienda persigue al Valencia desde hace varios ejercicios en cada informe aumenta el dinero reclamados. Contingencias que Meriton achaca a gestiones de anteriores dirigentes pero que Lim es el encargado de resolver.

Pérdidas y deuda

Una situación económica peor que en 2014

La realidad es que el Valencia ha presentado un cierre de los dos últimos ejercicios con importantes pérdidas. La 2015/16 con más de 30 millones en números rojos que se achacaron a la contingencia de la Unión Europea y a la sanción de Hacienda, Los 27 millones en negativo del último ejercicio son en parte responsabilidad, según la información oficial, por el problema generado por la anulación del PAI de Porxinos. Además, los ingresos han disminuido de manera preocupante debido a que el equipo no se ha clasificado para la Champions League. La previsión de que esa falta de dinero se supliera con la bolsa de los derechos de televisión se ha quedado a medias por el desastre deportivo. Los grandes patrocinadores tampoco han acudido a la llamada y la situación se ha parcheado con la venta de jugadores. La deuda supera los 230 millones de euros. Por cierto, en uno de los párrafos se señala que el personal de alta dirección de la sociedad dominante (según la auditoría, Meriton) cobró 628.000 euros en total en el último ejercicio.

Más

Fotos

Vídeos