http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Paulista: «Desde mi primer día en el Valencia me metí en la cabeza que tenía que correr hasta la muerte; siempre voy a dar el máximo por este equipo»

31 partidos. Gabriel Paulista ya ha sumado 24 encuentros de Liga y 7 de Copa del Rey en la presente temporada. / j. j. monzó
31 partidos. Gabriel Paulista ya ha sumado 24 encuentros de Liga y 7 de Copa del Rey en la presente temporada. / j. j. monzó

«¿Ganar un título? Todos entienden que podemos porque este club lo merece, es grande y tiene historia», reflexiona el brasileño

TONI CALEROVALENCIA.

Del Vitória brasileño al Villarreal. De ahí a sentirse 'gunner' jugando para el Arsenal y regreso a España dirección Valencia. En la trayectoria futbolística de Gabriel Paulista (Sao Paulo, 1990), un entrenador que le marcaría: Marcelino García Toral. El reencuentro llegó en el mejor momento deportivo y personal de un central que no entiende el significado de arrugarse y se ve «feliz» cada día que acude a la ciudad deportiva de Paterna. Quiere más Paulista. La vuelta a la Champions es un hecho y ya piensa en el futuro. Uno que no pudo casi ni imaginar cuando fichó en verano de 2017.

-¿Ha superado la temporada, o lo que llevamos de ella, sus expectativas?

-Claro que antes de venir, al comienzo de la temporada, había ciertas dudas porque el Valencia pasó por momentos complicados y el último año fue muy malo. La afición tenía dudas por los jugadores también, como es normal. Yo particularmente sabía, porque conocía al entrenador y su forma de trabajar, que íbamos a hacer una buena temporada. Pero sinceramente, no tan buena como la estamos haciendo.

-Habla de Marcelino y usted le conoce bien, ¿en qué ha cambiado él, como técnico, desde que coincidieron en el Villarreal?

-Le veo un poco más cambiado. Antes apretaba mucho a los jugadores y era mucho más pesado (ríe), ahora está más tranquilo. Aprieta mucho también, pero menos. Es su forma de trabajar y los jugadores lo entienden bien. Y por eso estamos haciendo las cosas, no digo perfectas, pero tan bien. Trabajamos fuertes porque él está todo el tiempo exigiendo. Si fallamos una jugada, vuelve otra vez a repetir. Eso es bueno y así las cosas, en el campo, durante los partidos, salen más fáciles.

-Es cierto que, pese a su forma de vivir los partidos, se le ve relajado en el día a día con ustedes...

-Él transmite eso. Le doy un ejemplo: cuando enganchamos cinco derrotas seguidas, él hablaba mucho con nosotros porque era un momento complicado. Hay muchos jugadores jóvenes que pueden no jugar igual por la presión de fuera. Es un tema complicado y él tiene mucha experiencia. Habló con todo el equipo, nos dijo qué teníamos que hacer y qué debíamos mejorar en los entrenamientos para volver a ganar. Las cosas salieron perfectas y volvimos a esa senda y ya llevamos siete partidos sin perder.

-¿Cuánto dolió la eliminación contra el Barcelona? El vestuario se había propuesto muy en serio la final de Copa, ganar un título.

-Teníamos la ilusión de llegar a la final por todo lo malo que ha pasado el Valencia estos dos últimos años. Pero el Barça es un equipo muy complicado de jugar, el mejor equipo del mundo. En el Camp Nou defendimos bien y trajimos un buen resultado para Mestalla. Aquí fue mala suerte porque en la primera parte fuimos mucho mejor que ellos. Y luego nos marcan un gol y ya sabíamos que era muy difícil marcarle tres al Barça. Aún así, Gayà tuvo una clarísima... Es pasado y ahora a pensar en el objetivo de llegar a la Champions. No sé si llegarán otros jugadores y a ver si podemos alcanzar una final.

-¿Le da la sensación de que este grupo, esta plantilla, tiene nivel y compromiso para ganar un título?

-Todos entienden que podemos porque este club lo merece, es grande y tiene historia. Nosotros tenemos que poner la cabeza y el corazón en la bota y llevar a este equipo lo más lejos posible. Esta es la primera temporada de Marcelino y lo está haciendo bien. La próxima vamos a intentar ser mejores para llevar al Valencia a lo más alto.

-¿Cree que el techo del equipo es la clasificación para la Champions?

-Tenemos nuestros objetivos en mente, pero no nos paramos con la Champions. La próxima temporada vamos a intentar venir más fuertes y seguir así. Cada jugador debe dar más para mantener al equipo arriba en la tabla.

-Tiene 27 años, está en el Valencia y colectivamente el equipo funciona, ¿considera que está en el mejor momento de su carrera?

-Vivo mi mejor momento en todo. Futbolísticamente y con mi familia, en todo. Cuando todo está bien en casa, trabajas bien y tranquilo. Es mi mejor momento. Me gusta el club, la ciudad, el pueblo valenciano, mi hijo nació aquí y está feliz... Es lógico que si todo eso funciona, vienes a entrenar contento, de risas con tus compañeros...

-El Arsenal pagó 20 millones por usted y el Valencia algo más de diez, ¿uno se acostumbra a valer tantísimo dinero?

-Cuando fui al Arsenal me pareció mucho dinero porque yo estaba poco tiempo atrás en Brasil. Mi primera temporada aquí, con el Villarreal, viene el Arsenal y paga 20 millones. Yo pensaba: 'no podéis pagar tanto por mí'. Pero luego paras, miras hacia atrás y ves qué hiciste de bueno en el trabajo y creo que hice un buen trabajo en el Villarreal. Viví grandes momentos ahí en cincuenta partidos y aprendí mucho con Marcelino, por eso fui al Arsenal. Allí jugué poco, creo que merecía más oportunidades, pero es fútbol. Intenté dar el máximo como hago en el Valencia. Y luego el Valencia también pagó diez millones, creo, por mí. Es fútbol y no me toca hablarlo a mí, yo sólo tengo que hacer mi trabajo, correr... Desde mi primer día aquí, me metí en la cabeza que tenía que correr hasta la muerte. El día de mañana no sé si me voy o me quedo, pero hasta el último minuto voy a dar el máximo por este equipo.

-Eso lo percibe el valencianismo, me refiero a que no es de los que se borran...

-El otro día iba vendado en la rodilla. En el partido contra el Málaga sufro un golpe en el gemelo y se me hinchó bastante. Estaba con un vendaje y contra la Real, otra vez. El míster me dijo: 'tienes que jugar con casco' (risas). Le dije: 'puedo tener molestias en las piernas o la espalda, pero si puedo caminar, yo quiero jugar y ayudar a mis compañeros. Crecí aprendiendo que tienes que ser un guerrero, que no puedes dejar de jugar por una molestia. Aprendí muchas cosas y por eso soy así.

-¿Uno se acostumbra a jugar con dolor?

-Estoy acostumbrado a jugar con dolor. Estos últimos meses, por ejemplo, estoy jugando con molestias por un problema en la rodilla. Es una cosa que molesta pero nada que me tire de un partido o un entrenamiento. Puedo aguantar bastante.

-Usted ha sufrido lesiones importantes, ¿qué se le puede decir a Coquelin, cómo se le ayuda?

-Es un momento complicado, en el fútbol puede pasar. Fue una cosa muy rara. Estábamos haciendo espacio reducido, de repente se escucha un ruido muy alto y yo pensé que era 'Mak' (Maksimovic), porque él estaba detrás. Nos dimos cuenta que era Coquelin y fuimos detrás de él porque ya estaba bastante hinchado y vimos que no era un golpe, que se había roto. Él estaba en pánico. Intentas animarle, mandarle mensajes y la victoria posterior fue para él, pero el momento es muy difícil. No sabes ni qué decir. Ahora está tranquilo, con su familia, y espero que vuelva lo más pronto posible porque estaba en su mejor momento y adaptado a la Liga y al país.

-Tuvo una adaptación rápida.

-Sí, ya hablaba español y todo (risas). La verdad es que nos ayudó desde el principio y se adaptó rápido.

-Jugó con muchos 'cracks' en el Arsenal. Y del Valencia, ¿quién le ha sorprendido?

-En el Villarreal me sorprendió bastante la calidad increíble de Cani y Bruno (Soriano). Luego fui al Arsenal y había varios: Santi Cazorla, Mesut (Özil), Bellerín, Peter Cech... eran estrellas. Y aquí Dani (Parejo) tiene mucha calidad, 'Kondo', Guedes, pero aún tiene que aprender muchas cosas (ríe). No, en serio, es un gran jugador, joven y aún tiene que progresar mucho. Carlos Soler también. Gayà, para mí, está en su mejor momento; Neto, que nos salvó varios partidos, Jaume... Hay muchos muy buenos.

-¿Y la competencia entre centrales? ¿Cómo la llevan?

-Es verdad que es difícil tener una buena relación pero aquí la tenemos. Siempre estamos de bromas con Murillo o Garay, que es un tipo de persona más reservada y aquí está diferente, haciendo más bromas. Entre nosotros tenemos una buena relación y el ambiente dentro del vestuario es perfecto, por eso las cosas están saliendo bien.

-Demos por hecha la continuidad de Kondogbia. Que se queden jugadores como él o Guedes, ¿es básico para mantener el grupo de cara a la próxima temporada?

-Espero que se mantengan los jugadores que ya están y si pueden llegar más que refuercen al equipo. Pero hay jugadores jóvenes que están haciendo las cosas muy bien y es difícil que no llegue un equipo para comprarlos y hacer una oferta grande porque el fútbol está loco en el tema de las compras. Nunca se sabe qué puede pasar mañana, pero espero que nos quedemos todos y hagamos una gran temporada.

-Mestalla y la Champions...

-Poco a poco, todavía faltan nueve partidos de Liga y tenemos que seguir trabajando para sumar los puntos que nos quedan. Claro, pienso en el objetivo de llegar a Champions y quiero ver Mestalla lleno cómo lo estoy viviendo esta temporada. Espero que se repita muchas veces el año que viene.

-¿Le ha sorprendido la afición?

-Me sorprendió bastante, es verdad. Pero mire, yo veía desde Inglaterra muchos partidos del Valencia y veía que la afición estaba siempre durante la pasada temporada pese a que el equipo estaba mal. La grada intentaba ayudar a su manera. Este año estamos bien y ellos con nosotros. Ojalá sigamos así.

Fotos

Vídeos