http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Marcelino, 42 partidos y sólo una alineación repetida

Marcelino y sus futbolistas, en el entrenamiento a puerta abierta. / irene marsilla
Marcelino y sus futbolistas, en el entrenamiento a puerta abierta. / irene marsilla

A Marcelino le cuesta dar continuidad a su equipo preferido

C. V.VALENCIA.

A Unai Emery era prácticamente imposible acertarle cada semana una alineación en el Valencia por la afición y necesidad que tenía el ahora entrenador del PSG de rotar a sus futbolistas debido a que el equipo estaba enfrascado en tres competiciones. Pese a que el Valencia sólo ha disputado este año dos -la Copa duró hasta las semifinales contra el Barça-, Marcelino lleva camino de completar las 38 jornadas de Liga más los 8 encuentros de Copa del Rey disputados y no haber podido dar continuidad a un bloque semana tras semana. Para ser exactos, hay que decir que sólo en una ocasión Marcelino repitió el equipo de una jornada a la siguiente. Pero eso fue el año pasado, cuando tras perder precisamente 1-0 ante el Getafe (3-12-2017) decidió que jugaran los mismos en la siguiente jornada en Mestalla ante el Celta (2-1).

Ahora, a falta de esas cuatro jornadas que restan para concluir la competición, será difícil que se vuelva a dar esa circunstancia. Garay, por ejemplo, tendrá que descansar esta semana al ver la quinta amarilla en Balaídos, mientras que hay un buen número de futbolistas que se encuentran también a una cartulina de tener que cumplir un partido de sanción. Además, está el hecho de que Marcelino, después de garantizar la Champions, querrá premiar a los futbolistas que menos minutos han disputado. El caso más llamativo que se puede dar, por ejemplo, es el de Jaume.

Aunque en la posición de central y en la delantera pudiera haber alguna ligera duda, lo cierto es que este año la alineación más o menos tipo que caracteriza al Valencia se podría decir que es la formada por Neto, Montoya, Garay, Gabriel Paulista, Gayà, Kondogbia, Parejo, Carlos Soler, Guedes, Rodrigo y Zaza. El debate podría generarse si se quiere incluir a Murillo y a Santi Mina, pero hoy en día el once anteriormente descrito podría ser considerado el que ha sostenido al equipo en la parte alta de la tabla durante todo el ejercicio.

El once más habitual se ha visto alterado por la entrada de Murillo en defensa y Mina en ataque

Lo más curioso de todo es que ese once tan sólo se ha dado en su totalidad en dos ocasiones. En el Valencia-Barça (1-1) y en el Valencia-Alavés (3-1) jugaron esos once futbolistas.

Lesiones, tarjetas, descanso o simple cuestión técnica (como es el que se aplica a Montoya para el lateral derecho) son las causas que han provocado los cambios más habituales en el entrenador asturiano, consciente de que el año que viene tiene que reforzar su plantilla.

Más

Fotos

Vídeos