Las Provincias
Marcos Llorente y Orellana disputan el balón. :: EFE/ADRIÁN RUIZ DE HIERRO
Marcos Llorente y Orellana disputan el balón. :: EFE/ADRIÁN RUIZ DE HIERRO

La de Orellana es la quinta vez que el equipo acaba con diez y en todas ha sido derrotado

valencia. Sólo quedaban cuatro minutos para el final del encuentro y el Valencia necesitaba volcarse sobre el área del Alavés para intentar rescatar un punto tras el 2-1 que acababa de marcar Katai. Pero Orellana echó por tierra las aspiraciones al ver la tarjeta roja y dejar al equipo con diez. El chileno tenía una amarilla y cometió una falta que pudo haber evitado, lo que provocó la segunda y la consiguiente expulsión en los instantes finales.

Es la quinta vez esta temporada que el equipo acaba con diez futbolistas, pese a que Voro a principios de este mes avisó a la plantilla de que no quería más expulsiones que dañaran al equipo. Lo dijo justo después del encuentro ante el Eibar, cuando Carlos Soler vio la roja directa por agredir a Escalante. Pero ayer en Mendizorroza Orellana volvió a caer en el error para dejar al equipo en inferioridad.

Además de Orellana y Soler, también Munir fue expulsado en Las Palmas, lo que facilitó a los canarios la victoria, y Cancelo en Anoeta en la derrota contra la Real Sociedad. Además, el primero que vio la tarjeta roja esta temporada fue el capitán, Enzo Pérez, en la tercera jornada en Mestalla contra el Betis, tres minutos antes de que Joaquín marcara el 0-2 para acabar imponiéndose los verdiblancos por 2-3. Es decir, que las cinco expulsiones de jugadores del Valencia han costado otras tantas derrotas al equipo. Una lacra que merma a los blanquinegros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate