http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

La obligación de construir un museo tras la venta es por ahora papel mojado

En los criterios del proceso que firmaron Salvo y Martínez figuraba que el comprador debía presentar un proyecto

H. E. VALENCIA.

Uno de los puntos de los criterios de valoración para vender el Valencia era que el próximo propietario de la entidad levantara un museo. Así figuraba en el documento firmado por el entonces presidente del Valencia, Amadeo Salvo, y por el presidente de la Fundación, Aurelio Martínez, que era la cabeza visible del órgano que poseía el máximo porcentaje accionarial.

En el apartado B de los criterios de venta, el que se refería al área social, se exigía en el punto tercero: «La existencia de un proyecto de museo y centro de documentación asociado». Casi cuatro años después de que se vendiera el Valencia a Peter Lim, la posibilidad de que haya un museo del Valencia Club de Fútbol en el que se expongan trofeos, recuerdos y elementos de distinto valor es ahora mismo una posibilidad que entra dentro de la categoría de utopía. El club quizá justifique la ausencia de este espacio con que se levantará en el nuevo estadio. Un proyecto que hasta el momento no ha pasado de la categoría de imagen virtual.

Los fondos del Valencia han sufrido un expolio sangrante que ha derivado en situaciones surrealistas como que la bandera fundacional del Valencia FC llegará embalada en una caja de cartón a la asociación de veteranos sin remitente. La Fundación lleva meses trabajando en la recuperación de la memoria del Valencia con el objetivo de que el centenario, que se cumple el año que viene, se celebre como se merece.

Fotos

Vídeos