http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El momento perfecto para tumbar al Barça

En el centro de la imagen, Jeison Murillo, que vuelve a la lista tras dos ausencias seguidas./IRENE MARSILLA
En el centro de la imagen, Jeison Murillo, que vuelve a la lista tras dos ausencias seguidas. / IRENE MARSILLA

Marcelino sorprende dejando fuera de la lista a Ferran Torres y va al Camp Nou sin laterales derechos aunque recupera a Murillo y Lato

TONI CALERO

Está el Barcelona a un paso de batir el récord histórico sin perder en la Liga (39 partidos) y sin embargo su presente es propio de un funeral por la inesperada eliminación en la Champions. ¿Es un buen momento para que el Valencia visite el Camp Nou, el estadio más fiable de este campeonato? Probablemente nunca haya un día fácil para medirse a Messi y compañía en su casa, pero sin duda el que nos ocupa es el más idóneo para los blanquinegros, por las sensaciones propias y las de un rival que se dejó en Roma muchas de las ilusiones de una temporada que era inmaculada. «Es un momento malo, pero no el peor de mi carrera deportiva. No podemos quedarnos en casa lloriqueando por perder un partido», dijo Valverde. Y Marcelino, que dedicó elogios a los culés y parece estar preparado para lo mejor y lo peor, admitía que es «muy difícil» ver a este Barça perder dos duelos seguidos.

El de hoy es el cuarto enfrentamiento entre Valencia y Barcelona durante el presente curso: ninguno pudo llevárselo el conjunto de Marcelino. De hecho, el Barça es la bestia negra del técnico asturiano, que no conoce la victoria en sus trece partidos como entrenador contra los azulgrana. Al Valencia le toca exprimir su buena racha, esas nueve jornadas sin perder. «Vamos con ilusión y ambición y debemos tener ese convencimiento para intentar ganar», reflexionaba Marcelino. Su equipo está muy entero, mucho mejor físicamente que cuando visitó el Camp Nou con motivo de las semifinales de la Copa del Rey. La defensa vuelve a ser férrea; Kondogbia barre a sus rivales en cada partido y Rodrigo sigue bendecido de cara al gol. Son argumentos para pensar que hoy se le puede hincar el diente a un líder que dentro de bien poco celebrará el título de Liga.

Después de 31 jornadas hay escaso margen para las sorpresas, aunque Marcelino dejó ayer alguna. Incluyó en la lista a Toni Lato y Jeison Murillo, ausente en las dos últimas convocatorias. «La recuperación de su operación no es sencilla y se sufren altibajos. No tengo ningún problema con Murillo, que entrena duro, es respetuoso con sus compañeros y el cuerpo técnico y es muy importante para el Valencia», dijo sobre el colombiano, que apunta al once porque el lateral derecho se lo 'juegan' Ruben Vezo y Gabriel Paulista. Dos centrales desplazados a la banda porque Marcelino no subió al avión a Nacho Vidal ni Martín Montoya. El descarte más significativo fue el de Ferran Torres, que incluso probó de titular el jueves por los 'mimos' de los técnicos al cansancio acumulado de Soler.

En principio, el once del Valencia sólo alberga la duda de quien ocupará el lado derecho de la defensa. El resto, empezando por Neto y acabando por Simone Zaza, parece claro porque ahora las semanas ofrecen tiempo de descanso suficiente a los 'titulares' y, visto lo visto en este último tramo de campaña, Marcelino no tiene muchos motivos para rotar al equipo.

Para el Barça, la llegada del Valencia -el equipo más en forma de la Liga- supone un exigente examen mental. Los azulgrana rozan ya el título pero están obligados a dar el callo en el Camp Nou para evitar más ruido alrededor de Valverde y los futbolistas. Messi, quien si no, se presenta como la mayor amenaza de un Barça que no podrá contar con Ivan Rakitic, lesionado. Tampoco Busquets está al cien por cien y su presencia en el once no es segura. Sergi Roberto -que hoy se reencuentra con Andreas tras su grave entrada al valencianista- puede reforzar la zona más dañada de los culés, el centro del campo.

Fotos

Vídeos