http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Lim, 60 millones en rojo

Kim Koh, Murthy y Cabrera durante la junta de accionistas. / vcf/lázaro de la peña
Kim Koh, Murthy y Cabrera durante la junta de accionistas. / vcf/lázaro de la peña

Las contingencias como la multa de Bruselas, Hacienda y Porxinos lastran a una sociedad sin músculo en el capítulo de los ingresos El Valencia sólo presenta pérdidas desde la llegada de Meriton

HÉCTOR ESTEBAN VALENCIA.

Meriton ha monetizado una semana tranquila en el Valencia Club de Fútbol. El valencianismo ha sido envuelto en billetes. El presidente, Anil Murthy, aseguró que sólo el dinero de Peter Lim salvó al Valencia de la bancarrota. Lo puso por escrito en el comunicado del pasado miércoles y lo verbalizó el viernes ante la junta general de accionistas. La exhibición del rescate liderado por Meriton tiene un precio: 200 millones de euros. La cifra también la pronunció la expresidenta, Layhoon Chan, en la rueda de prensa en la que quedó marcada para el valencianismo.

Lim puso el dinero de su bolsillo para salvar al Valencia. Los números también quedan reflejados en la auditoria que cada temporada firma la consultora Ernst&Young. En las tres campañas que el magnte de Singapur está al frente de la entidad de Mestalla las pérdidas acumuladas son de 60 millones de euros. El efecto del valor razonable engorda posteriormente los números rojos.

El último ejercicio el Valencia cerró con una pérdidas de 27,1 millones de euros. Un dato demoledor y perocupante sobre el que Anil Murthy, máximo representante de la entidad pasó de puntillas. Los accionistas, en el turno de preguntas, insistieron en lograr algún tipo de explicación que en ningún momento llegó. El informe de la auditora justifica las pérdidas por la contingencia del PAI de Porxinos principalmente, de la que ya hay provisionada 21 de los 24 millones de euros previstos.

El plan de negocio de Meriton no desvela la futura hoja de ruta para sanear el clubEl presupuesto para esta temporada también se prevé cerrar con números en negativo

Además, en estos 27 millones de euros de déficit también entra la operación de venta de un futbolista con una corrección valoratiav de deterior de más de 9 millones de euros. La previsión del déficit se disparó ya que en la elaboración inicial del presupuesto para esa temporada el objetivo era cerrar con cuatro millones en números rojos.

La temporada anterior, la 2015/16, la gestión de Meriton se cerró con unas pérdidas de más de 31 millones de euros. En este caso, la razón fue la provisión por la multa de la Unión Europea por las ayudas ilegales al fútbol y la investigación abierta por Hacienda por la relación con los agentes. El déficit se contabilizó pese a que el Valencia había recibido una importante inyección económica al jugar la Liga de Campeones. En total, más de 33 millones de euros.

La primera temporada de Lim al frente de la entidad -firmó la compra de las acciones ante notario el 1 de diciembre de 2014- se cerró con algo más de dos millones en números rojos. Para el presupuesto de esta campaña, también hay un déficit inicial cuando el presupuesto se ha visto reducido de manera considerable por la mala situación deportiva que atraviesa el equipo. El problema del Valencia es que en el capítulo de los ingresos falta músculo. Los derechos de televisión, que eran el gran sostén del plan de negocio, no inyectan el dinero suficiente para contener las pérdidas.

Fotos

Vídeos