http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Valencia CF | Mestalla recibe a las leyendas del 67

Los campeones de la Copa del 67, ayer en Mestalla. / futbolistas valencia cf
Los campeones de la Copa del 67, ayer en Mestalla. / futbolistas valencia cf

Sol, Poli, Vidagany, Claramunt, Roberto Gil, Vilar, Abelardo, Guillot, Jara, Planes Villena y Paquito celebran el 50 aniversario del título Fernando Giner impulsa el homenaje a los campeones de la Copa del Generalísimo

TONI CALERO VALENCIA.

Entre las dos Copas de Feria de principios de los sesenta y la Liga de Alfredo di Stéfano, el Valencia levantaría su cuarta Copa en 1967. Fue en Madrid, ante un Athletic que, como recuerda ahora Roberto Gil, «era el capo del torneo. Siempre jugaba la final contra otros». Once de los protagonistas de aquel título volvieron ayer a Mestalla. Pisaron el césped del estadio de la Avenida de Suecia, se fotografiaron con el trofeo y luego se marcharon a comer para una sobremesa que se extendió hasta casi las 18 horas. «Hay algunas anécdotas que han salido que se pueden reproducir. Otras no», admite riendo Pepe Vaello, aficionado ilustre, amigo de muchos de los protagonistas e invitado al homenaje por Fernando Giner, presidente de la Asociación de Futbolistas del Valencia.

Vaello recibió la llamada de Giner, como tantas otras veces, y ésta le hizo especial ilusión. El cincuenta aniversario de la Copa del 67. Medio siglo después, las leyendas de aquel equipo que dirigió Mundo desde el banquillo se cruzaban de nuevo. A Juan Cruz Sol, Poli, Vidagany, Claramunt, Roberto Gil, Luis Vilar, Abelardo, Guillot, Jara, Planes Villena y Paquito, los jugadores, se unieron el propio Vaello y Paco Reig, que formaba parte del cuerpo técnico. Los trece se juntaron en el túnel de Mestalla entre los recuerdos y las ganas de echar un vistazo a aquel día de gloria en la capital.

«La final fue muy reñida. El Athletic estaba acostumbrado a jugar finales y ganarlas. El partido fue impresionante y el ambiente, exquisito. Los vascos, perdiendo y todo, se portaron fenomenal con la afición valencianista. Lo recuerdo como si fuera ahora», apunta Roberto Gil, el hombre que levantó la Copa. Aquella final del 2 de julio en el Santiago Bernabéu, ganada por 2-1 con goles de Jara y Paquito, llegó tras dejar por el camino a Betis, Cádiz, Real Madrid y Elche.

Al equipo habían llegado dos futbolistas que serían capitales para el Valencia en los años siguientes: Juan Cruz Sol y Pep Claramunt. Ambos fueron titulares en Madrid y Mundo se atrevió con ellos pese a que tenían 19 y 20 años respectivamente. «Puede que no fuera uno de los mejores 'Valencia' de la historia, porque ha habido muchos. Yo me acuerdo de los años cuarenta, de la Copa de Mario Alberto Kempes, del equipo de Bruselas o el de Rafa Benítez», enumera Pepe Vaello, que a sus 91 años puede seguir alardeando de una memoria prodigiosa. «Los del 67 eran buenos, formaban un equipo compacto e iban a por todas. No los olvidaré nunca», concluye Vaello, que se desplazó a Madrid para la final. De hecho, desde que empezó a seguir al Valencia en los años 30 sólo se ha perdido una final: la de la UEFA en Gotteborg de 2004.

Durante el encuentro, y según confiesan los protagonistas, no se habló mucho del Valencia actual. Por «respeto» a Juan Sol, que continúa en el club, y también porque la desilusión por las últimas temporadas provoca que el nuevo proyecto también se vea con cierto recelo. Coinciden en que la llegada de Marcelino García Toral es una buena noticia pero son conscientes de que será complicado dotar de buenas armas al técnico para regresar a la zona alta de la clasificación.

«Honrar nuestra historia»

Tras su reelección como máximo mandatario de los veteranos, Giner apuntó que una de las líneas básicas de actuar sería la de promover actos y homenajes a leyendas del club. La reunión de los vencedores de la Copa del Generalísimo del 67 es un ejemplo de ello. «Honrar nuestra historia es hacer más grande nuestro presente», dijo el valenciano, satisfecho de reunir a once futbolistas de aquella plantilla incluido alguno como Poli, que vino desde Andalucía. «Es nuestra obligación como futbolistas del Valencia y miembros de la Asociación honrar a estos hombres que hicieron tanto por nuestro club. Tener la oportunidad de celebrar la consecución de un título cincuenta años después es algo emocionante y que no podíamos dejar escapar», explicó Giner.

Vaello calificó el acto como «muy emotivo» porque varios de los protagonistas llevaban años sin pisar Mestalla y acabaron encantados por cómo está actualmente el campo. El título del 67 rompía una sequía en el Valencia de cuatro años y abrió el camino para triunfar en la Liga de la 70-71, un campeonato que al Valencia se le resistía desde 1947. Meriton, pero también técnicos y futbolistas, están obligados a repasar aquellos éxitos y comprender el camino del club en años como el de 1967. El de las leyendas que ayer regresaron a Mestalla.

Fotos

Vídeos