Las Provincias

Valencia CF | Meriton se apresura en el fichaje de Mateo Alemany

Mateo Alemany conversa con Fernando Roig en el palco antes de un Villarreal-Mallorca. :: pau bellido
Mateo Alemany conversa con Fernando Roig en el palco antes de un Villarreal-Mallorca. :: pau bellido
  • La propiedad cambia su habitual estrategia y le urge ahora la contratación de un director general para diseñar el futuro proyecto

  • Esta inusual premura no se aplica en lo que se refiere a quién ocupará el banquillo, lo que siembra de dudas la continuidad de Voro al frente del Valencia

valencia. O Meriton está traicionando sus propios principios o por fin se ha dado cuenta de que el fútbol actual, y más en concreto el Valencia, necesita en ocasiones decisiones tan meditadas como rápidas. A mediados de la semana pasada se supo públicamente, con confirmación incluso formal por parte del club, de que el Valencia estaba en negociaciones con Mateo Alemany para otorgarle el cargo de director general (CEO), y desde el Valencia se transmite ahora que el fichaje no sólo está a un paso de anunciarse sino la exigencia de hacerlo cuanto antes mejor para ponerse ya a trabajar de cara al próximo proyecto. Son muchos los frentes que tiene que enderezar el club de Mestalla y se espera que con Alemany se vayan despejando las incógnitas. Con lo del futuro entrenador, en cambio, se ha optado por esperar, lo que se puede interpretar de dos maneras: que Alesanco todavía no lo tiene del todo claro con Voro, o que ya ha decidido que habrá cambio y y sería un riesgo anunciarlo.

Pese a que las conversaciones con Alemany la ha llevado personalmente Layhoon, al final y como ha venido siendo tradicional en el Valencia desde hace dos años, quien tiene que dar la última palabra es Peter Lim. Y no se descarta incluso que para ello Alemany ya se haya desplazado a Singapur para entrevistarse personalmente con el máximo accionista. Ese mismo camino ya lo hicieron los Ayestarán, Prandelli, García Pitarch, Alesanco...

Considera la propiedad que esta temporada, desde todos los puntos de vista, ya está perdida. De ahí que se haya optado por apresurarse en esta cuestión, en un claro contraste con el habitual procedimiento que ha adoptado Meriton desde que se hizo cargo del club. Es algo, además, que se ha criticado con asiduidad a Layhoon en las juntas: la lentitud a la hora de tomar decisiones. El famoso 'carácter asiático' que tanto se ha escuchado para justificar el retraso en efectuar los cambios parece que ya no agrada nada.

En este caso en concreto, parece al menos que Meriton ha quitado el freno de mano. El hecho ya que la semana pasada se admitieran oficialmente las negociaciones con Alemany es un paso que indica lo encauzado que ya está. Pese a eso, hasta el mismo domingo en Barcelona desde el consejo de administración se insistía -con poco entusiasmo, dicho sea de paso- en que además del que fuera presidente del Mallorca, se habían estudiado también otras alternativas. Es cuestión de horas.

Todo juega en contra de Meriton. Los resultados deportivos ha puesto a la afición de uñas y Layhoon se ha visto esta temporada zarandeada verbalmente por la grada. Además de perder el 'feeling' que creía tener con los aficionados, a la presidenta le están perjudicando también sus repetidas ausencias de Valencia por asuntos de índole profesional por los diferentes cargos que ocupa en las otras empresas de Lim.

Otra de las carencias que tardó en percibir el club -Anil Murthy se dio cuenta en el partido del Villamarín contra el Betis- fue la evidente pérdida de presencia en las instituciones del fútbol español. Con Alemany, que conoce perfectamente este mundo, se pretende recuperar este camino. El que será nuevo director general del Valencia (CEO) se 'estrelló' en 2007 al encabezar una plataforma para derrocar de la Federación Española a Ángel María Villar.

Aunque habrá seguramente voces que critiquen el pasado no valencianista de Alemany, el anuncio de su contratación espera Meriton que suponga de manera paralela un golpe de efecto de cara a la desencantada afición. La falta de conexión con los seguidores es tan palpable como el hecho de que a la comida oficial del domingo con el Barça, por ejemplo, tan sólo acudieran Anil Murthy y Juan Sol como representación valencianista.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate