http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Valencia-Alavés, merienda y Copa

Simone Zaza observa el balón en la sesión que realizó ayer el Valencia en la ciudad deportiva./ JESÚS SIGNES
Simone Zaza observa el balón en la sesión que realizó ayer el Valencia en la ciudad deportiva. / JESÚS SIGNES

El horario del partido, lo peor de una eliminatoria que sitúa al Valencia como gran favorito ante el actual subcampeón | Vietto y Zaza, que pese a sus buenas actuaciones lleva seis partidos sin ver puerta, serán la pareja de lujo de un equipo que se ha propuesto llegar a la final

JUAN CARLOS VALLDECABRES

Por si no había bastante con el lío de los horarios que La Liga aplica los fines de semana y que están restando afluencia de espectadores en Mestalla en los últimos partidos, el de hoy no ha podido ser más desafortunado. Convocar a las siete de la tarde de un miércoles a la afición del Valencia, acostumbrada a ver partidos mientras cena de bocadillo, para ambientar unos cuartos de final de Copa del Rey es para darse de cabezazos contra la pared.

El día de octavos contra Las Palmas (se jugó a las 21.30 horas), 27.869 espectadores fueron quienes se dieron el gustazo de ver ese 4-0 que tuvo a Vietto como principal protagonista. Esta tarde, hay doble reto. En el césped, los jugadores para aspirar a repetir ese fantástico marcador que tranquilizaría de cara a la vuelta en Vitoria la semana que viene (también a las siete de la tarde); y, en la grada, el club para intentar que su público no deje muchas butacas vacías.

«El horario es malillo», decía ayer Marcelino echando el freno de mano a sus pensamientos. Tan 'malillo' es que desde luego es toda una incógnita saber cómo va a responder la afición a la hora de la merienda. Alicientes al menos hay. Aunque el nombre del rival no invite a un gran desafío, conviene recordar que es el actual subcampeón de Copa y que de la mano de Abelardo parece que empieza a despertar de la crisis. El aspirante contra el subcampeón se podría incluso titular este cara a cara un tanto desigual, ya que ambos equipos en Liga están separados por 22 puntos y 14 puestos.

El Alavés despachó las anteriores rondas por la vía rápida: Getafe (4-0) y Formentera (5-1). Pero es en la Liga donde se aprecia una sensible mejoría. De los últimos 10 partidos del campeonato, el Alavés ha sumado 7 victorias y 3 derrotas. Las aspiraciones de este equipo, en el que destacará en la portería el exvalencianista Sivera (Medrán no jugará porque tendrían que abonar 300.000 euros), no son las de la pelea copera. Por eso a un ex como Munir (el que más remata del equipo y con 4 el líder en asistencias) le espera el banquillo. Ellos se están jugando la permanencia.

El Valencia, por su parte, tiene argumentos suficientes para poner como gran objetivo llegar a esa meta que sería la finalísima. Es lo que se palpa por Paterna hace algunas fechas y no son pocos los jugadores, incluido el entrenador, que hablan abiertamente de sus deseos de jugar la final. El dato de que los valencianistas no pierden en su estadio en el primer envite de los cuartos desde hace cincuenta años no viene mal tampoco. La última vez que ocurrió un batacazo en la ida fue en la temporada 1968-69, cuando el Elche se impuso 1-2 en Mestalla. Hoy, a nadie se le pasa por la cabeza algo parecido.

A Marcelino, las sanciones del último fin de semana de Kondogbia y Pereira, y las inmediatas en Liga de Parejo y Gayà, le permiten manejar a su gente sin miedo a la sobreacumulación de minutos. Por supuesto, que seguramente no vaya a jugar de salida Guedes ya es de por si un factor a tener en cuenta. Hay que mimar a la estrella como sea para evitar que se sature, aunque cada jornada que el portugués demuestra sus grandes cualidades, el PSG le añade un cero a su valor de mercado. Hasta publicaciones francesas como 'Le Parisien' admiten ya el gran negocio que el PSG puede hacer este verano con un futbolista como Guedes, del que se apunta un precio de 70 millones de euros (barato en comparación con otros), inalcanzable se mire por donde se mire para Peter Lim.

A Vietto y a Zaza les corresponde la tarea de dejar hoy bien atada la eliminatoria. Los tres goles del argentino contra Las Palmas son la mejor garantía de la rápida adaptación que ha evidenciado el exdelantero del Atlético. Aquel día, Zaza cumplió uno de sus partidos más brillantes de esta temporada, pese a no marcar. Cuestión esta última, la de la falta de puntería, que arrastra desde hace seis encuentros. Su último gol fue contra el Celta (2-1) el 9 de diciembre. El resto de delanteros blanquinegros ha visto puerta desde entonces.

Fotos

Vídeos