http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El mejor Valencia de la historia

Aficionados de Mestalla, celebrando uno de los cuatro goles de su equipo. / MANUEL MOLINES
Aficionados de Mestalla, celebrando uno de los cuatro goles de su equipo. / MANUEL MOLINES

El equipo desprende un soberbio aroma, por eso se entiende el meneo de Zaza a Marcelino después del cuarto gol | Tras la jornada 9, igualaría los registros que en la temporada 1947-48 obtuvo el conjunto entrenado por Pasarín, pero le supera en goles

J.CARLOS VALLDECABRES VALENCIA.

En la jornada 9 no se ganan las ligas, eso está bastante claro, pero como diría aquel, 'el que va davant, va davant'. Y en Mestalla, si hacía falta algo, era ilusión. Ahora, tras dos años de ruina, parece que sobra. Da gusto ir a Mestalla y los que aún no han ido, ya tardan porque estas cosas sólo pasan una vez en la vida. De hecho, nunca había ocurrido algo parecido. Si uno repasa concienzudamente lo que ha hecho el Valencia a estas alturas de campeonato en todas las ligas disputadas, se encontrará de lleno con el mejor equipo de todos. Al menos en cuanto a balance de puntos y estadísticas:21 puntos de 27 posibles, merced a esas 6 victorias y tres empates; con 25 goles a favor y sólo 10 en contra.

Sólo en la temporada 1947-48 se encontraría algo similar. Trasladando los triunfos de aquella época, que valían 2 puntos cada uno, a los tres actuales, se encontraría cierto paralelismo ya que el entonces equipo entrenado por Pasarín llegó a esa jornada 9 líder -seguido precisamente por el Sevilla- con 7 victorias (0-2 a la Real Sociedad; 3-1 al Sporting, 3-1 al Atlético; 1-3 al Espanyol; 4-1 al Sabadell; 3-0 al Athletic, y 1-0 al Alcoyano) y dos derrotas (ante el Sevilla 3-0 y 1-0 con el Oviedo). Eran 19 los goles a favor que llevaban y sólo 8 en contra. En aquel grupo de gladiadores se encontraban los Eizaguirre, Puchades, Asensi, Amadeo, Epi y Mundo entre otros. Casi nada.

Aquel campeonato tenía 14 equipos tan solo y al final el Barça fue el campeón (37 puntos), seguido del Valencia (34).

El rendimiento que desprende ahora este grupo liderado por Marcelino iguala en sensaciones deportivas al mejor de la etapa de Nuno, en cuanto a más reciente, pero le supera en cuanto a aroma de vestuario. Hubiera sido impensable, por ejemplo, que a Nuno -un tipo soberbio por ese poder que le otorgaba la amistad con Lim- le hubiera podido zarandear alguno de sus futbolistas tras un gol. Fue eso mismo lo que hizo Zaza con su entrenador. El italiano, con todo lo que se ha dicho de sus más y sus menos pasados con el técnico por aquella suplencia frente al Levante, no se cortó y cuando Guedes cerró la cuenta se giró a Marcelino y casi le suelta un par de mamporros de la desbordante alegría que tenía. El meneo que le dio fue importante.

Eso, lo que demuestra, es el aroma excepcional que parece desprenderse del vestuario de Paterna. Marcelino los tiene convencidos. Al asturiano, por ejemplo, se le vio pegarle dos broncas seguidas a Rodrigo por dos acciones en las que había perdido el balón. Pocos minutos después Rodrigo era sustituido y el entrenador le felicitó de manera efusiva, lo que evidencia que hay la mejor de las sintonías.

Fotos

Vídeos