http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Marcelino regresa a la plaza que se le enquistó hace 6 años

El asturiano fue despedido del Sevilla a los seis meses de empezar la temporada: «Ojalá el destino me ofrezca otra oportunidad aquí», dijo el día de su adiós

C. V./T. C. VALENCIA.

Marcelino García Toral se marchó del Sevilla con lágrimas en los ojos. El 5 de febrero de 2012, tan sólo seis meses después de iniciar la competición, el conjunto hispalense caía (jornada 21) ante el Villarreal y se quedaba undécimo en la tabla con sólo 26 puntos. «No estaba sin fuerzas, pero no puedo abusar de la confianza. No podía exigirles tanto habiéndoles dado tan poco, no podía condicionarles. Los resultados eran negativos y con nosotros dentro solo una victoria podía cambiar la dinámica», reconoció Marcelino el día de la despedida.

El Sevilla había empezado bien el curso, pero al actual técnico del Valencia le pesaron demasiado las eliminaciones en los torneos de eliminatorias. En la Europa League cayó ante el Hannover y en Copa del Rey, precisamente, ante el Valencia. Esos dos batacazos y la mala marcha en Liga fueron suficientes argumentos para que Monchi, con mucho dolor, despidiera al asturiano. De hecho, el actual director deportivo de la Roma ha admitido en diversas ocasiones que siempre le pasará «no haberle dado a Marcelino los mimbres necesarios». El entrenador sufría su primer gran golpe en los banquillos. «Ojalá el destino nos ofrezca una segunda oportunidad de volver aquí. Me dieron -el presidente y Monchi- la oportunidad de dirigir a un gran club y desde dentro podemos dar verdadera fe de ello. No tengo ningún reproche que hacerles, al contrario», insistía Marcelino. Ahora, después de haber revitalizado al Valencia, vuelve al Sánchez Pizjuán con el objetivo de conseguir un triunfo que permita a los blanquinegros amarrar la Champions ante el Sevilla, principal rival por la cuarta plaza.

Las estadísticas, desde luego, no son nada halagüeñas para Marcelino. El asturiano no conoce la victoria en sus seis visitas al Sánchez Pizjuán. Su balance es de cinco derrotas y un empate, con seis goles a favor y dieciséis en contra. Además, Marcelino fue expulsado en su primera visita, cuando entrenaba al Recreativo, y perdió por 2-1.

Fotos

Vídeos