http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Marcelino pone firme a la plantilla y se centra en la salida de balón

Marcelino, entrenador del Valencia./Damián Torres
Marcelino, entrenador del Valencia. / Damián Torres

L. MARTÍ VALENCIA.

Despachos, aeropuertos y reuniones para uno. Terrenos de juego, charlas con la plantilla y mucha mano izquierda para el otro. Mateo Alemany y Marcelino García Toral trabajan para arrancar con buen pie el nuevo proyecto. El primero tiene hasta el 31 de agosto para cerrar las salidas e incorporaciones de jugadores, el técnico parece olvidar todo eso cuando se viste de corto. Marcelino está contento con el trabajo de la plantilla, de hecho reconoce que asimila algunos conceptos más rápido de lo que esperaban, por ello ayer dio un paso más en su idea de juego. Fácil. Nada de complicarse la vida. El Valencia de Marcelino debe ser capaz de sacar el balón desde atrás de manera veloz y al primer toque. Sin florituras.

Ayer, el cuerpo técnico dividió al equipo en dos grupos. Gayà, Abdennour, Javi Jiménez, Cancelo, Maksimovic, Parejo, Nacho Gil, Orellana, Zaza y Vinícius fueron los primeros en posicionarse en el campo reducido de la ciudad deportiva. Tras las explicaciones del ejercicio propuesto por Marcelino, el esférico empezó a rodar. Debía hacerse bien. No valía de cualquier modo y el entrenador estaba dispuesto a repetir el ejercicio tantas veces como fuera necesario.

«Presión. Hay que darle. Bien, bien, muy bien. Progreso. Juego. Eso es». Pendiente de sus jugadores, el asturiano demostró una vez más que no le importa parar a todo el grupo si uno solo va perdido ya sea por el idioma o por cualquier otro motivo. Ayer lo demostró con Nemanja Maksimovic: «¿Dónde me tienes que dar el apoyo?», le preguntó el técnico. «Aquí», respondió el serbio. «No», contestó Marcelino, quien le negó dos veces más hasta que acertó: «Ahí sí, línea de pase clara». Marcelino 'machacó' a los futbolistas con la salida del balón desde la defensa.

Fotos

Vídeos