http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Marcelino diluye la Champions

Parejo corre para abrazar a Rodrigo tras el gol del delantero. / AFP PHOTO
Parejo corre para abrazar a Rodrigo tras el gol del delantero. / AFP PHOTO

El Valencia secunda el mensaje del técnico y evita presión innecesaria a la plantilla

TONI CALERO SEVILLA.

Las cuentas que el Valencia presentará a sus accionistas en la Junta General de noviembre no dejan ni un resquicio a las interpretaciones: jugar o no la Champions League lo cambia absolutamente todo en el club. Estar en el torneo de los mejores de Europa permite estirar el cuello -como en la 2015/2016- o te deja desprotegido y prácticamente sin margen de maniobra; así lo explica el balance del último ejercicio y el que está por venir. En la auditoría se recoge la proyección que maneja el club a diez años vista y ahí sí se apunta que para el proyecto económico de Meriton en el Valencia es imprescindible que el equipo se meta en Europa. Y de forma más concreta, a la Champions.

Se fichó a Marcelino García Toral para tal misión y el fútbol, de momento, está dando la razón a la apuesta por el asturiano. La prudencia, no obstante, es el único camino que técnico y jugadores están tomando para hablar del asunto. Nadie quiere fijar el objetivo de estar entre los cuatro primeros. Tan sólo han transcurrido ocho partidos, ni un tercio del campeonato, y en el vestuario se rechaza la presión de estar sí o sí entre los cuatro primeros. «Estaremos en Champions si trabajamos porque este equipo tiene gente de mucho nivel», apuntó Neto en una entrevista para este periódico. Al brasileño no le importó hablar de una competición que rozó la temporada pasada con la Juventus, pero para el guardameta hacer ese tipo de cuentas no interesa. Sólo sirve para desviar el foco. Es también el discurso de Marcelino.

En el club también han adoptado esa posición sobre la Champions. Se valora que el Valencia esté bien arriba después de un duro calendario -el equipo ya se ha visto las caras con Real Madrid, Atlético, Athletic de Bilbao, Real Sociedad y Betis, entre otros- pero alineados a la convicción del entrenador, consideran demasiado prematuro hacer cuentas pensando en el objetivo de los cuatro primeros.

La meta más inmediata que se marcan para empezar a pensar en ello es enero, cuando hayan transcurrido tres meses más de competición y tanto el Valencia como sus rivales muestren de forma más clara sus armas en la presente campaña. Hay otro momento que en la cúpula del club de Mestalla consideran clave en el tema Champions: que el equipo vuelva a demostrar personalidad y arranque buenos resultados después de repetir este tramo del calendario en la segunda vuelta. Si el Valencia se codea con los favoritos a la Liga después de visitar el Wanda Metropolitano o San Mamés entre otros, entonces sí entiende el club que la opción de jugar la Champions el año que viene estará sobre la mesa con total seguridad.

Los nervios del año pasado en cada desplazamiento, en cualquier caso, han dado paso a la confianza dentro de la expedición valencianista que viaja cada dos semanas en Liga. Ahora Marcelino lo controla todo y la marcha del equipo, independientemente del resultado ante el Betis, provoca que presidente y director general afronten los partidos más confiados de lo que sucedía en la 16-17. Ayer, en Sevilla, Anil Murthy aprovechó el mediodía para encontrarse con peñistas del Valencia que procedían de Extremadura (Villafranca de los Barrios y Guareña) y estuvieron en las gradas del Villamarín. Al hotel de concentración del Valencia también se acercaron aficionados de Higueruelas.

La idea del club es que el contacto con los seguidores durante los desplazamientos sea más cercano y por ello va a volver a programar este tipo de actos con los peñistas de las distintas ciudades que visite el Valencia. En Getafe (principios de diciembre) ya se está preparando un acto entre el club y los aficionados que quieran acudir al encuentro del Coliseum Alfonso Pérez.

Fotos

Vídeos