Las Provincias

Marcelino decidirá el futuro de los ayudantes que tiene Voro

  • Lo único cierto es que el nuevo técnico viene al Valencia con Uría y con Fernández, su segundo y su preparador físico respectivamente

Hasta que Marcelino no pise la ciudad deportiva de Paterna la semana que viene aún está en el aire cómo será la composición definitiva de su equipo de trabajo. Con el destino de Voro ya despejado como ayudante de Mateo Alemany en la dirección general, lo único cierto es que el nuevo técnico viene al Valencia con Uría y con Fernández, su segundo y su preparador físico respectivamente. José Manuel Ochotorena seguirá como responsable de los porteros, un puesto que llegó a ponerse en duda cuando se firmó a Cesare Prandelli. La firmeza del club de mantener a Ochotorena impidió el deseo del italiano, dispuesto incluso en su momento a prescindir también de Voro como delegado aunque logró colocar en el club a cinco ayudantes.

La llegada definitiva de Voro supuso el fichaje como segundo entrenador de José María Sanz, que pasó a formar parte del equipo de trabajo en el que ya estaban Juan Monar (preparador físico), Pablo Rodríguez (asistente y encargado del área de scouting) y el mencionado Ochotorena. Marcelino mantiene una buena relación y es conocedor del trabajo que hace, por ejemplo, Sanz, y lo más probable es que lo incluya en su equipo de colaboradores. El club ya ha mostrado al propio afectado su disposición para que continúe trabajando, ya que terminaba su vinculación al final de esta temporada. Entre las partes hay coincidencia de intenciones, pero falta mantener el encuentro definitivo con el entrenador asturiano con el fin de ver si encajan todas las piezas en el organigrama que tiene en mente. De momento, los colaboradores de Voro ya han planificado incluso el trabajo que se tienen que llevar en vacaciones, aunque es algo que debe decidir Marcelino.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate