http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Marcelino cumple medio año en Mestalla centrado en la humildad y la competitividad

EFE

valencia. La importancia de la humildad y la competitividad, así como el discurso de que va a ser imposible pelear el título al Barcelona y al Real Madrid, marcan los primeros seis meses de Marcelino García Toral como entrenador del Valencia, al que mantiene en la segunda posición del campeonato de Liga.

El pasado 11 de mayo el club anunció su contratación y el día 23, una vez acabada la Liga, el técnico asturiano ofreció su primera rueda de prensa, en la que garantizó que el equipo nunca iba a dejar de competir. Medio año después, el Valencia no se parece en nada al de entonces, ya que el día del anuncio de su contratación, aunque la Liga 2016-17 no había terminado, el Valencia solo esperaba acabar cuanto antes la temporada.

Ni el pobre espíritu del equipo, ni buena parte de la plantilla, ni la escasa motivación de entonces tienen algo que ver con el Valencia actual, un equipo compacto y con pocas fisuras, segundo con el mejor arranque de su historia y que lleva 27 puntos, ha marcado 30 goles y ha entusiasmado a su afición.

De entrada, Marcelino quiso transmitir calma ante las urgencias que se palpaban en el ambiente sobre la remodelación de la plantilla y bien pronto dejó claro que buena parte de las entradas y salidas no se iban a concretar hasta el último minuto del mercado de verano.

El ambiente de euforia creció entre una afición que llevaba dos años de desencantos y Marcelino optó por frenarlo. «Hasta abril no sabremos si merecemos estar en Europa», afirmó todavía en septiembre. Después dejó claro en más de una ocasión que el rendimiento ofrecido por el equipo estaba por encima de lo esperado y tras la séptima victoria seguida, a la que se añadía una octava en Copa del Rey, afirmó que le parecía «casi imposible» poder pelear por el título.

Fotos

Vídeos