http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Marcelino asegura que el club no le ha propuesto la renovación: «Es muy pronto»

Marcelino, en el entrenamiento de ayer. / jesús signes
Marcelino, en el entrenamiento de ayer. / jesús signes

El técnico ensalza el potencial del Alavés como local y augura que el resultado de hoy no será determinante para pasar de ronda

LOURDES MARTÍ

valencia. Marcelino García Toral es «feliz en el Valencia». El entrenador tiene palabras de agradecimiento a la «gente», es decir Mateu Alemany, que le escogió: «El cuerpo técnico y yo estamos disfrutando y contentos de la decisión que tomamos». Vive un momento dulce que espera seguir: «Vamos a intentar prolongar este momento durante mucho tiempo». Y a año y medio de que expire su vinculación con el Valencia afirma no preocuparle el futuro: «El club aún no me ha propuesto una renovación. Es muy pronto. Tenemos que priorizar la competición porque está por encima de los intereses».

Marcelino también habla del beneficio del conjunto cuando se le cuestiona por las situaciones de futbolistas como Nacho Gil o Vidal: «Todo es cuestión de hablar. A través del diálogo se entiende la gente y tenemos que ver lo que es mejor para todos antes que egoísmos individuales. Hay que poner todo en la mesa para decidir bien».

Ahora lo único que le importa es el choque de hoy: «Lo que nos preocupa es el partido ante el Alavés. La Copa es una ilusión, hemos pasado dos rondas y desde el principio queremos llegar lo más lejos posible. Intentaremos plantarnos en semifinales».

Hoy la Copa y a partir de mañana, la Liga, así quiere que piense el vestuario del Valencia ya que Marcelino «en ningún caso» se confía en la competición regular por el colchón de puntos respecto al quinto clasificado: «Queda la mitad, es una ventaja importante pero focalizamos toda nuestra atención en el partido siguiente siempre. Queremos ganar, tomar ventaja, seguro que no determinante y luego preparar el partido contra Las Palmas. Por tener nueve puntos de ventaja no hay nada conseguido».

Augura que esta tarde el equipo no logrará un resultado que le permita casi certificar el pase a la siguiente fase de la Copa: «Tendríamos que conseguir algo muy favorable, que viendo como está compitiendo el Alavés es difícil». Aunque sí que pretende encarrilar la eliminatoria: «Ganar a un equipo de Primera es complicado, nos van a poner muchas dificultades. No es por pecar de ser precavidos. Vamos a intentar ganar y poner la eliminatoria favorable porque ellos en su campo son buenos». Para lograrlo, Marcelino vuelve a apelar a la grada: «La afición me va a escuchar y va a decir: 'Este siempre está pidiendo'. Le digo es muy importante. La prueba fue el último partido contra el Girona».

Más

Fotos

Vídeos