http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Jaume reivindica su valía a puñetazo limpio

Vezo y Omar Ramos durante el encuentro de ayer. / efe/ballesteros
Vezo y Omar Ramos durante el encuentro de ayer. / efe/ballesteros

El de Almenara fue la sorpresa en la alineación, jugó su segundo partido de Liga y en la mayoría de sus intervenciones optó por despejar de puños «Es un ejemplo, entrena como el que más», aclara Marcelino

JUAN CARLOS VALLDECABRES

valencia. La pregunta a Marcelino en la sala de prensa estaba cantada. ¿Por qué ha jugado Jaume en lugar de Neto? El 0-1 le vino de perillas al técnico para reforzar todavía más su inesperada apuesta. «Es un chico que compitió muy bien en la Copa del Rey y en Liga también. En Vitoria fue decisivo para pasar a semifinales y es un ejemplo. Juega poco y entrena como el que más, con ilusión, ambición, una sonrisa... Para nosotros es de incalculable valor tener a Jaume dentro del grupo».

La respuesta del entrenador no deja lugar a dudas sobre el rol que Jaume representa no sólo dentro del vestuario sino también a un nivel algo más superior. El papel del segundo portero siempre suele tener ciertas peculiaridades que le diferencian de otro miembro más de la plantilla. A Diego Alves, por ejemplo, nadie se lo imagina una semana tras otra sentado en el banquillo. Y no porque deportivamente sea intocable, sino por todo lo que de carácter arrastra el guardameta brasileño.

Jaume podrá tener un día malo y se le podrán discutir sus más o menos cualidades como guardameta, pero desde que Djukic empezó a tenerlo en cuenta (2013-14), al menos para cubrir las necesidades más básicas, el de Almenara ha cumplido con creces. Esta temporada Marcelino ya le dio la titularidad en septiembre (Anoeta, 2-3). Desde entonces, en Liga, la aportación de Jaume se ha limitado al banquillo. En la Copa fue el titular.

Está ahora a solo un partido de igualar el número de participaciones que en el campeonato de Liga tuvo el año pasado, que se limitaron a las tres últimas jornadas. Con 8 encuentros por delante todavía, es posible que Marcelino vuelve a darle minutos, sobre todo mientras cumpla como lo hizo en Leganés este domingo. No es que tuviera una actuación brillante ni fundamental -la defensa estuvo casi perfecta- pero sí estuvo concentrado.

De hecho, las tres intervenciones que realizó que acarreaban algo de peligro tuvieron un denominador común: en ninguno bloqueó el balón. Optó en todos los casos por despejar con los puños para evitarse complicaciones. Quizás en alguna (como el remate de Pires) podía haberla atrapado.

Más

Fotos

Vídeos