Las Provincias

El italiano, a punto de cumplir diez meses desde su último gol

Si Simone Zaza va a ser la solución a la crisis deportiva que arrastra el Valencia, desde luego la estadística juega en su contra. Recomendado por Cesare Prandelli, apalabrado por García Pitarch y firmado por Alesanco, el delantero italiano lleva bastante tiempo sin experimentar la sensación de celebrar un gol propio. Si mucho se ha hablado de la sequía que llevaba Alcácer desde que firmó con el FC Barcelona, lo de Simone todavía da para algo más.

La última vez que anotó un gol fue hace casi diez meses. Lo hizo cuando defendía los colores de la Juventus: temporada 2015-16. En concreto, el 1 de mayo de 2016 y en un Juventus-Carpi que acabó terminando 2-0. Zaza no fue titular. Salió en el descanso sustituyendo a su amigo Morata y a diez minutos para el final del encuentro, y tras un centro de Pogba, Zaza cabeceó para cerrar el marcador. Este fue su quinto gol en el Calcio en esta campaña y el octavo (2 en la Copa y uno en Champions) con el que cerraría su cuenta particular. Muy lejos esos 8 tantos de los 21 que consiguió el ejercicio anterior en las filas del Sassuolo.

Lo peor le llegó tras el verano como jugador del West Ham. No sólo no marcó sino que, además, perdió su condición de titular. Por eso quería salir y por eso Prandelli vio, en definitiva, una opción interesante (García Pitarch reconoció que lo había contemplado también en verano) para solucionar la carencia goleadora del 9 habitual (Rodrigo) en la plantilla blanquinegra. Zaza tiene partidos por delante para cortar esa mala racha y para justificar su contratación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate