http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Valencia CF

Andreas Pereira: «Se hizo a última hora pero estoy feliz de estar en el Valencia CF»

Pereira, anoche junto a Navarro, director de comunicación del club. / jesús signes

Andreas Pereira aterriza en Valencia en buena forma física y listo para jugar cuando Marcelino lo estime oportuno | El club maneja la previsión de que el futbolista, de 21 años, sea presentado el jueves en compañía de Guedes, que mañana juega con la sub-21 de Portugal

JUAN CARLOS VALLDECABRES

Si es tan buen futbolista como serio y silencioso, al Valencia CF le habrá valido la pena esperar hasta el último momento del mercado de fichajes para conseguir traerse cedido del Manchester United a Andreas Pereira. El atacante, nacido en Bélgica el 1-1-1996 pero con nacionalidad brasileña, fue la última guinda -casi a la medianoche del 1 de septiembre- que incorporó el club de Mestalla al proyecto de Marcelino. Pereira llegó anoche, se pondrá de inmediato a trabajar a las órdenes de Marcelino y la previsión es que sea presentado formalmente como nuevo jugador blanquinegro el próximo jueves junto con Gonçalo Guedes, que tiene este martes que participar todavía en un partido con la selección sub-21 portuguesa.

«Se hizo a última hora, pero estoy feliz por jugar en el Valencia». Le costó a Pereira representar la habitual escenografía de un futbolista que llega a un nuevo equipo que, dicho sea de paso, ha puesto muchísimo empeño en traerlo. Refugiado en una gorra, apenas cruzó unas palabras con los responsables del club que le estaban esperando en la terminal de Manises. Seguramente, de no haber sido por la presencia de algunos periodistas y un par de cámaras, hubiera pasado totalmente desapercibido en un día de cierto movimiento en Manises. Es verdad que viene del Manchester de Mourinho aunque su verdadera valía la demostró en la liga española, donde su aportación en el descendido Granada tuvo una nota algo positiva: 5 goles en 35 partidos de Liga.

Regresa este futbolista con 21 años a una competición que ya conoce y por eso el Valencia apostó fuerte por él, para garantizar su rápida adaptación. Hasta Peter Lim tuvo que coger el avión para hablar directamente con Mourinho y desbloquear la negociación. Durante días se vivió cierto vaivén aunque desde el club de Mestalla siempre se garantizó que la verdadera voluntad del futbolista -pese a su curiosa actitud anoche- fue la de vestir de blanquinegro.

En Inglaterra dan por hecho que la cesión al club de Mestalla le ha servido para ampliar su contrato dos años más, ya que expiraba en junio de 2018. Viene para ocupar uno de los sensibles vacíos que, entre otras cosas, ha dejado la marcha de Cancelo: las bandas. Es diestro pero se desenvuelve bien por ambos costados del ataque y Marcelino le tiene reservada una interesante competencia con Guedes y hasta con Carlos Soler.

Desde el 19 de mayo que no ha jugado un partido oficial, ya que en el United no se ha podido estrenar en lo que va de competición (realmente en la Premier sólo jugó 5 partidos en total pero hace ya dos campañas). «Estoy bien físicamente, no tengo ningún problema», decía entre dientes y después de posar para una fotografía con una aficionada de cierta edad que le paró en la terminal, casi más por el revuelo mediático de las cámaras que por saber realmente de qué futbolista se trataba. Llamó la atención no sólo su sequedad en las respuestas sino el hecho de que no tuviera el detalle de esbozar ni una sola sonrisa, en los pocos minutos que duró el trayecto desde que asomó por la terminal hasta que ingresó en la zona del parking, con su séquito de asesores detrás.

Reconoció, eso sí, que desde que se inició el intento del Valencia de hacerse con sus servicios se puso manos a la obra. Por eso ya sabe más o menos cómo juega el que ya es su nuevo equipo. «Vi por televisión el encuentro contra el Real Madrid y la verdad es que fue un buen partido», confesaba.

Como suele ser habitual en estos casos, los futbolistas enseguida que saben del interés de equipos en hacerse con sus servicios se interesan por conocer de manera más directa qué se cuece de verdad en sus posibles destinos. «Estuve hablando con Vezo, con quien coincidí en el Granada».

Fotos

Vídeos