http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Guedes cree que no tiene rotura fibrilar a la espera de que hoy se le hagan las pruebas

C. V.

Del miedo a perderlo por varias semanas por una rotura en los isquios del muslo derecho a la esperanza de que al final todo quede en una mera sobrecarga muscular. El Valencia anunció nada más terminar el partido de Liga que este domingo se le practicarían pruebas médicas a Gonçalo Guedes y durante la jornada de ayer los médicos decidieron que era mejor esperar a este lunes para hacérselas. Por lo tanto, no se sabe todavía el alcance de la lesión que obligó a Guedes a ser sustituido el sábado contra el Real Madrid.

La mejor noticia fueron las sensaciones que el propio futbolista tenía ayer, cuando se acercó a la ciudad deportiva para ser tratado y para trabajar en el gimnasio. Fue Guedes el que transmitió a los responsables médicos que se encontraba mucho mejor, aunque eso no puede ser sinónimo con total seguridad de que la parte posterior del muslo derecho está en perfecto estado. Hay cierto respeto a perder al extremo con una rotura fibrilar.

Por eso, a la espera del parte médico oficial, es poco probable que Guedes vaya a estar listo para el encuentro de este jueves en el Camp Nou. Lo lógico es pensar que entre todos se decidiera, en el mejor de los casos, no arriesgar para evitar que la lesión pudiera agravarse.

Todavía sin Murillo

Y mientras se despeja la incógnita, a Marcelino no le queda otro remedio que ir descontando los días para poder recuperar a Murillo. Entre la lesión de Paulista y la sanción a Vezo, la baja del colombiano todavía ha hecho más daño si cabe al equipo, hasta el punto de que contra los madridistas tuvo que adaptarse a esa demarcación Coquelin, que cumplió de manera aceptable.

El entrenador confía en empezar a contar con Murillo para la semana que viene, a partir del partido del domingo en el Wanda contra el Atlético.

Fotos

Vídeos