http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Fútbol | Valencia CF

Valencia CF | Gabriel Paulista, el cierre de Mestalla

Gabriel Paulista despeja el balón con la cabeza en un partido contra el Athletic, cuando militaba en el Villarreal/ AFP PHOTO / JOSÉ JORDÁN
Gabriel Paulista despeja el balón con la cabeza en un partido contra el Athletic, cuando militaba en el Villarreal / AFP PHOTO / JOSÉ JORDÁN

La llegada del defensa del Arsenal no resta interés en Murillo, pese a que la negociación con el Inter, que quiere a Cancelo, no está siendo nada fácil | El Valencia da casi por concluida la contratación del central brasileño por 11 millones de euros

Juan Carlos Valldecabres
JUAN CARLOS VALLDECABRESValencia

Vuelve a respirar Marcelino. No es que el Valencia CF haya aplacado ya todas las exigencias que ha puesto el entrenador encima de la mesa, pero justo en vísperas del arranque de Liga contra Las Palmas ha recibido la segunda golosina del verano -se ha hecho esperar-. Si la primera fue el fichaje de Neto, ahora el club le ha transmitido al técnico que lo de Gabriel Paulista está prácticamente cerrado. En el almuerzo que tuvieron ayer Mateo Alemany y Marcelino, así se lo transmitió el director general, cuestión que de alguna manera refuerza la versión que se dio desde el principio de verano, que esto iba a ser para largo y que los objetivos a fichar iban a ser -esa es la intención todavía- las primeras opciones de la lista, confeccionada por el propio Marcelino dicho sea de paso.

No es que Gabriel Paulista vaya a estar mañana contra Las Palmas -más bien va a tardar un poco más de tiempo porque está a punto de salir de una lesión-, pero desde el primer momento el técnico estaba enamorado de él y ya se encargó de señalar al central brasileño como una pieza fundamental dentro de su equipo. Lo conoce bastante bien y dadas las circunstancias, se da por sentado que Paulista viene para ser titular y para elevar el nivel de competitividad que hay en estos momentos en la defensa blanquinegra, prácticamente cogida con pinzas por diferentes cuestiones y la demarcación que más importancia otorga el preparador valencianista dada la fragilidad exhibida por el equipo.

Más Valencia CF

El Valencia dio en las últimas horas un empujón que puede resultar casi definitivo, y de hecho ayer mismo en Inglaterra se daba ya por sentado que la marcha del central brasileño del Arsenal era un hecho, movimiento que desde el Valencia se aceptaba. El 'Daily Mirror' incluso apuntaba cuál iba a ser el montante de la operación, cifrada en torno a los 11 millones de euros. La inversión, importante tal y como está hoy en día la economía blanquinegra, va acompañada de un contrato de larga duración para el futbolista, que a sus 26 años (26-11-1990) podría firmar como blanquinegro por las próximas cuatro o cinco temporadas.

Paulista tenía contrato con el Arsenal hasta junio de 2019 pero son varios factores los que han hecho que al final vaya a recalar en el Valencia. Para empezar, se trata de un jugador en el que Marcelino confía plenamente. Lo tuvo en el Villarreal dos temporadas y aunque no acumuló una cantidad exagerada de partidos (21 en la 2013-14 y 29 en el tramo en el que estuvo de la 2014-15, ya que fue vendido en enero), su estatura (1,87, uno menos que Garay) y su edad le sitúan como un hombre que pueden incrementar su rendimiento. El Villarreal lo fichó por un millón de euros del Vitoria brasileño y lo vendió año y medio después por 8 millones al Arsenal. Su valor de mercado actual está situado en los 13 millones y el Valencia lo va a comprar por algo menos.

Su paso por la Premier no ha sido todo lo satisfactorio que esperaba el propio jugador (el año pasado participó en 19 partidos), lesionado en el ligamento de la rodilla a finales de la campaña pasada. Marcelino ha hablado con él y le ha convencido de sus posibilidades como valencianista.

Aquí, se supone, acabará haciendo pareja con Jeison Murillo. Eso, contando lógicamente con que Ezequiel Garay acabe marchándose al Spartak (los rusos no han mejorado su oferta, pero se espera que lo acaben haciendo) y que al final el Valencia convenza al Inter para fichar al defensa colombiano. Con el jugador está todo decidido (5 años de contrato) pero lo del Inter está acabando con la paciencia de los responsables valencianistas.

El club italiano se ha convertido en un galimatías a la hora de poder llevar adelante alguna negociación, al menos en las dos que afectan al Valencia. Si lo de Murillo parecía claro hace una semana ( el Inter se ha hecho con Mangala) pero no hay forma de cerrarlo, lo de Kondogbia -llegaría solo como opción de compra- es algo que lleva el mismo camino, agravado todavía más por el interés mostrado por los italianos en Joao Cancelo. Demasiadas aristas que cuadrar. En el Valencia no se pierde la esperanza.

Fotos

Vídeos