http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Los dos frentes de Marcelino

Los dos frentes de Marcelino

El asturiano confía en que el Valencia avance la próxima semana con el fichaje del mediocentro para cubrir la posición más debilitada del equipo El técnico, entre los avances en el césped y las dudas en la planificación deportiva

TONI CALERO VALENCIA.

Cuando el preparador físico, Ismael Fernández, acaba su tiempo con la plantilla arranca la sesión para Marcelino. Van acudiendo los futbolistas todavía con el sofoco del 'látigo' de la pretemporada y ahí, el asturiano asume el protagonismo y saca la pizarra. Los conceptos fueron muy simple al principio, tal y como reconocieron los propios jugadores. Fortalecer la defensa es la base sobre la que se asienta y asentará el Valencia. Así lo quiere Marcelino. Y acabó satisfecho en los dos partidos de pretemporada, ante el Lausana y el Sporting de Portugal, porque más allá de los ocho goles a favor los porteros salieron vivos y sin recoger un solo balón del fondo de la portería. Ni un tanto en contra y la sensación de que el equipo ha asimilado con rapidez los primeros mandamientos del entrenador asturiano.

Esa parcela la tiene controlada Marcelino, que en estos momentos sigue la preparación en Canadá. Hay otro frente, no obstante, que genera más dudas y en el que el entrenador, sin ser el máximo responsable, está más pendiente que nunca: el de la planificación de la plantilla. Falta menos de un mes para que arranque la Liga, cuarenta días para el cierre del mercado, y el Valencia sigue manteniendo la duda de si podrá acometer aquellas «primeras opciones» que Marcelino, Alesanco y Alemany convinieron en las últimas semanas. El técnico asturiano siempre fue reacio a inmiscuirse en el estado de las cuentas del club. Pero la realidad económica del Valencia y los sesenta millones de déficit son una losa que afecta, principalmente, a la composición del vestuario.

La reunión entre Alemany y Eugenio Botas, representante de Marcelino, evidencia que el asturiano está muy encima de las diversas operaciones que el Valencia tiene en marcha. De ese encuentro que se produjo el jueves en la sede del Valencia, salió Eugenio Botas convencido por las palabras de Alemany, el más optimista -al menos, públicamente- en cuanto a posibilidades del gasto se refiere. El representante de Marcelino visitó al director general justo después del regreso de Alemany del consejo de administración celebrado en Singapur y espera que el Valencia sepa encontrar la fórmula para darle una plantilla al entrenador de un nivel muy superior a la de los dos últimos años.

De momento, Marcelino ha ido capeando las preguntas sobre si le preocupan los tiempos de la planificación. El técnico se ha alineado con el club, asegurando que espera un verano muy largo. Esa posición, por cierto, fue también la adoptada por Pako Ayestarán el año pasado. Pero van pasando los días y Marcelino sigue entrenando con futbolistas que no cuentan (Negredo y Abdennour son, en este sentido, las salidas más prioritarias) y el grupo continúa repleto de canteranos que, dicho sea de paso, aumentan sus posibilidades de convencer al entrenador y ganarse un sitio de cara a la temporada que empezará en Mestalla contra Las Palmas.

El doble discurso respecto a las posibilidades del Valencia en el mercado tampoco es algo que escape al pensamiento de Marcelino. Mientras la propiedad mantiene que el descenso de ingresos y la falta de liquidez obliga a pasar otro verano de vacas flacas, Alemany se muestra convencido de que el Valencia ocupará «todo el fair-play financiero» y podrá acometer buenos fichajes. Se encuentra Marcelino entre dos vertientes y al regreso de Canadá espera que el Valencia acelere con el fichaje del mediocentro, la posición que más urge reforzar, para ir viendo realidades y poder trabajar con las piezas que tendrá en Liga.

«Mejorar para ser ganador»

El Valencia completó ayer sus dos primeros entrenamientos en Canadá y esta madrugada (00:00 horas en España) afronta el tercer amistoso veraniego ante el Cosmos. «Queremos ganar y que no haya lesiones para no romper la buena puesta a punto», manifestó ayer Marcelino. «Tanto en pretemporada como en temporada nuestra constante debe ser buscar la mejora. Es la forma de encontrar un equipo competitivo y ganador», sentenció. Le acompañó en la comparecencia un Zaza que todavía no se ha estrenado, aunque está convencido de que los goles «llegarán» con trabajo.

Más

Fotos

Vídeos