http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Fútbol ||Valencia CF

Una generación de altura

Los alevines del Valencia se proclamaron subcampeones en el torneo disputado en Arona./
Los alevines del Valencia se proclamaron subcampeones en el torneo disputado en Arona.

El Valencia cae por la mínima frente al Barcelona en la final de la Liga Promises

Alberto Martínez de la Calle
ALBERTO MARTÍNEZ DE LA CALLE

Una hornada para ilusionarse. El Valencia alevín dio la talla en el XXII Torneo Internacional LaLiga Promises, alcanzando la final y cayendo por la mínima ante todo un Barcelona. El campeonato, celebrado en Arona, permitió comprobar que las nuevas generaciones blanquinegras llegan con fuerza. El equipo dirigido por Toni López no pudo reeditar el éxito de 2014, cuando se llevó el título frente al Atlético de Madrid, pero plantó cara al rival hasta el último suspiro.

El Valencia, subcampeón al perder por 1-0, sabía de la envergadura del adversario. Y es que el Barcelona se alzó con el título por tercer año consecutivo. Precisamente, en 2015, se lo arrebató al conjunto blanquinegro. De esta forma, el equipo blaugrana se erige en el más laureado de la historia de este torneo, ya que ha conquistado siete de las 22 ediciones disputadas hasta la fecha.

1 Barcelona

Nono, Llorenç Ferrer, Sergi Domínguez, Iker Córdoba, Gerard Hernández, Iker Bravo y Cristo Muñoz. También jugaron Bomba, Kareem Tunde, Jan Molina y Amadou Balde.

0 Valencia

Vicent Abril, Aarón Martín, Yarek Gasiorowsky, Juancar Sabater, Iván Vilar, Bruno Calcagno y Marc Baril. También jugaron Alberto Calatrava, Andrés Fernández, Álex Silva y Carlos Igual.

GOL
1-0, Gerard Hernández (24’).
ÁRBITRO
Pérez Pérez
INCIDENCIAS
Partido disputado en el estadio Antonio Domínguez, en Arona.

Los de Toni López se presentaron en la final tras superar al Espanyol en semifinales por 1-0 con un golazo de Aarón Martí, quien aprovechó un larguísimo saque de banda de Yarek. Precisamente, esa misma jugada de estrategia intentaron aplicar para empatar ante el Barcelona ‘in extremis’, pero no surtió efecto.

Anoche, el Valencia se topó con un Barça que intentó llevar la batuta del encuentro desde el inicio. Durante los primeros 20 minutos, el cuadro blanquinegro apenas generó peligro, mientras que los de David Sánchez se adueñaban del balón y lo movían con fluidez, exhibiendo el sello de La Masía. Con paciencia, se aferraban a la clase de jugadores como Llorenç y Cristo Muñoz.

El alevín valencianista, con el poderío de Iván Vilar en la medular, conservaba el orden sin pasar demasiados apuros y trataba de hacer daño al contragolpe. Pero las imprecisiones penalizaban. Tras el descanso, el Barcelona sí tuvo el acierto necesario para desatascar el encuentro.

Amadou Balde, potencia en estado puro, penetró por la banda izquierda y su centro fue ligeramente desviado por Jan Molina para que Gerard Hernández, llegando desde atrás, fusilara con un disparo cruzado. El choque se rompió. Vicent Abril, con dos paradas sensacionales, evitó que el Barcelona sentenciara la final. El Valencia continuaba con vida y buscaba el empate colgando balones al área. No pudo ser, pero Paterna tiene motivos para soñar.

Fotos

Vídeos