http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Examen al músculo de Guedes

Nacho le quita el balón a Guedes en una acción del encuentro de ayer. / juanjo monzó
Nacho le quita el balón a Guedes en una acción del encuentro de ayer. / juanjo monzó

Las molestias del portugués en la parte posterior del muslo encienden las alarmas | El futbolista no estuvo nada cómodo en el primer tiempo, en el que Marcelino le recriminó alguna acción, y en el descanso pidió el cambio

J. CARLOS VALLDECABRES VALENCIA.

Jugó las dos horas de partido en Vitoria y ayer, contra el Real Madrid, durante muchos de los minutos que estuvo sobre el terreno de juego, no anduvo nada cómodo. Alguna arrancada y poco más. Luego, cuando llegó el tiempo de descanso, a Marcelino le entró un sudor frío cuando el portugués le confesó en el vestuario las extrañas sensaciones que sentía en la parte posterior del muslo derecho. El hecho de no verlo reanudar el encuentro en la segunda parte fue suficiente para detectar que algo le había ocurrido al futbolista, que ya había avisado anteriormente porque Soler estaba calentando para salir. Es más, en el minuto 20 de partido, Marcelino ya le había recriminado a Guedes algunos movimientos con y sin balón que no le habían salido bien al extremo.

Los médicos le observaron ayer en Mestalla y para hoy está previsto que se le practiquen pruebas que puedan determinar si todo queda en una sobrecarga de minutos o si en realidad padece una rotura fibrilar. Por pequeña que sea en este último caso, la participación de Guedes quedaría prácticamente descartada para los encuentros más inmediatos. No sólo por la exigencia de los mismos sino también porque Guedes es un futbolista explosivo y poner en riesgo los isquios puede acarrearle mayores consecuencias.

«Lo he cambiado por una cuestión física, tenía una molestia en la parte posterior muslo derecho. Le harán pruebas mañana -por hoy domingo- y tendremos valoración», decía tras el encuentro Marcelino, explicando la decisión de sustituir en el descanso a la estrella del equipo blanquinegro.

A Guedes le había dosificado el entrenador en la última jornada de Liga, cuando en Las Palmas tan sólo actuó en los últimos 33 minutos. El problema fue que el portugués actuó de principio a fin en la semifinal de Vitoria y eso le ha podido pasar ahora factura. De hecho, una de las posibilidades que había de cara al partido de ayer contra el Real Madrid era que el técnico pudiera incluso darle descanso. Metió a Gayà por la izquierda por delante de Lato y Guedes se desplazó a la derecha donde se enfrentó a Marcelo.

Fotos

Vídeos