http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Fútbol | Valencia CF

El Everton aparenta ponerse duro con Sandro

Sandro celebra un gol en un partido de Liga Europa frente al Atalanta en noviembre./EFE
Sandro celebra un gol en un partido de Liga Europa frente al Atalanta en noviembre. / EFE

«No vamos a dejar marchar por menos del valor de mercado» | El técnico del club inglés, que pagó 6 millones para ficharlo, asegura también que prefiere no tener en su plantilla a ningún jugador que no quiera estar

Juan Carlos Valldecabres
JUAN CARLOS VALLDECABRESValencia

Por un lado engrasan la puerta para abrirla pero, al mismo tiempo, aprietan las clavijas. A poco más de dos semanas para que el mercado de invierno levante la persiana para alimentar a los clubes más necesitados, el Everton empieza a preparar el escenario con el objetivo de sacar partido a su situación. Y a Sandro Ramírez (9 de julio de 1995) le va a tocar asumir su rol de protagonista. El delantero que figura, entre otras opciones, como objetivo del Valencia CF para enero se ha convertido en objeto de atención en el club de la Premier, sabedor de la atracción que varios equipos españoles sienten por su futbolista. Y es que, además de Valencia, clubes como Sevilla y Málaga parece que también han tomado posiciones al respecto.

Para mostrar cuál es el planteamiento del equipo inglés hay que ceñirse a las palabras de su entrenador. Sam Allardyce aterrizó en el banquillo del Everton hace dos semanas pero es un 'perro viejo' en el fútbol de la Premier y se las sabe todas. Su última decisión ha sido cancelar la fiesta de Navidad con el equipo porque "no es necesaria en este momento y por el puesto en la liga en el que estaba el equipo cuando llegué aquí. Le he dicho a los jugadores que se lo recompensaré en enero. Socializaremos, pero lo haremos en el momento adecuado", dijo.

Las palabras del técnico sobre el mercado de enero son las primeras y las únicas que muestran, de alguna forma, cuál es el posicionamiento del Everton de cara a la salida de alguno de sus futbolistas.

Hay dos preceptos que ha querido dejar claro Allardyce, que en 2016 llegó a ser seleccionador inglés (tuvo que cesar cuando se le relacionó con sobornos de representantes de jugadores). Del "no quiero aquí a nadie que no quiera estar aquí" al "no vamos a ser ingenuos y vamos a dejar marchar a gente por un valor de mercado menor al que le corresponde". Algo así como 'sí queremos que se vaya' pero no 'regalado'. Nada sorprendente tampoco. El Everton pagó este verano 6 millones de euros -su claúsula- para llevarse a Sandro. El delantero se había comprometido en su día con el Málaga con la condición de ponerle una cláusula de salida baja.

Que a Sandro la experiencia en la Premier no le funciona queda fuera de toda duda. Quizás le esté pasando lo mismo que le ocurrió a Zaza, que pinchó en el West Ham y que ahora se ha convertido en un más que fiable goleador como blanquinegro. El canario está poco menos que viviendo un calvario en el Everton, puesto que ha sido borrado de las convocatorias. Su participación en los últimos dos meses en la Premier se reduce a sólo 14 minutos y en el aspecto anotador, tan sólo tiene un gol (el de la Europa League contra el Atalanta). De hecho, no ha jugado ni un solo partido completo de carácter oficial con la camiseta del Everton.

En el Valencia de Marcelino García Toral, curiosamente, están funcionando bastante bien futbolistas que en sus clubes anteriores no estaban teniendo agradables experiencias. Desde el citado Zaza, hasta el guardameta Neto, por ejemplo. Y de Sandro, todo lo que se puede saber es que en el Málaga la temporada pasada funcionó más que bien, gracias a esos 16 goles, cifra que nunca había alcanzado con anterioridad.

En el Valencia se admite que el perfil de Sandro encaja en las necesidades planteadas por Marcelino. Tiene juventud (22 años) y ganas de triunfar. Pero también un sueldo bastante alto (5 millones).

A Mateo Alemany le corresponde la estrategia de manejar todos estos ingredientes, consciente ahora de que el Everton aparenta al menos ponerse duro de cara a una negociación. Que pasara Ginés Carvajal por Valencia el martes y no se entrevistara con Alemany es, cuanto menos, un poco extraño pero tampoco definitivo.

Cuando se le ha preguntado al respecto al representante de Sandro, Ginés Carvajal, éste ha tirado balones fuera. Sabedor de que el futbolista tiene cartel, si el Valencia realmente se lanza a la puja, va a tener que vérselas por ejemplo con un Sevilla con más del doble de presupuesto que el Valencia. El Málaga tiene a su favor que Sandro ya conoce la idiosincrasia del conjunto andaluz.

En cuanto hasta dónde sería capaz de llegar el Valencia desde el punto de vista económico, es algo que no se conoce con exactitud. El club de Mestalla tampoco puede salir públicamente a decir cuánto dinero sería capaz de gastarse por un futbolista. Sería jugar en desventaja. El problema es que el Valencia prefiere que la cesión incluya la opción de compra posterior.

Fotos

Vídeos