http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El Valencia, a la espera de Bruselas

El Valencia, a la espera de Bruselas

Los contactos entre el IVF y el Valencia son constantes | El club de Mestalla confía en el recurso y estos días son clave para saber si habrá que hacer frente de manera inmediata al pago de los 23,6 millones

H. E.VALENCIA.

Estos días son clave para definir el futuro del Valencia respecto a la sanción de casi 24 millones de euros que le impuso al club de Mestalla la UE por recibir ayudas de dinero público consideradas como ilegales por la Comisión Europea. En los últimos días los contactos entre el Instituto Valenciano de Finanzas, órgano de la Generalitat que avaló y que debe de recuperar el dinero, y el Valencia han sido constantes para analizar la situación y valorar cuál puede ser la estrategia para suavizar el pago de la multa. A pesar de que la voluntad del Gobierno autonómico es apoyar al Valencia en su reclamación al considerar que la sanción es injusta -el club la califica de usura- la Generalitat siempre defenderá que por encima de todo está la legalidad. Por eso, ya remitió a los clubes afectados -Valencia y Hércules- la notificación para que paguen antes del 20 de mayo, que es el plazo máximo para hacer frente a la sanción.

La intención del Valencia es recurrir. La estrategia del Real Madrid, que también fue sancionado por la Unión Europea, fue la de pagar y seguir con el litigio para tratar de recuperar parte de los 20 millones de euros que ha tenido que abonar. El problema del club de Mestalla es que, pese a que en su día provisionó la contingencia en el presupuesto, ahora mismo no tiene el dinero para hacer frente a una multa millonaria. El Valencia con sus recursos trata de ganar tiempo para lograr ingresos o para conseguir un dictamen favorable de Bruselas para suavizar la multa.

Se espera que en los próximos días se haga pública información sobre cómo está la situación y si el Valencia tiene posibilidades de que su recurso prospere. El Tribunal General de Luxemburgo rechazó a finales de marzo la solicitud de cautelar del Valencia al no considerar urgente el requerimiento del club. Los servicios jurídicos de la entidad de Mestalla esgrimieron que el pago de los casi 24 millones de euros dejaban al club en una situación financiera delicada y en una posición muy perjudicial para concurrir al mercado de fichajes.

La Generalitat ya remitió a la entidad de Mestalla que el plazo para abonar la sanción vence el 20 de mayo

Luxemburgo, en función de los datos económicos aportados por el propio Valencia, apuntó para rechazar la petición del club de que existe una línea de crédito sin utilizar de 54 millones de euros y que por escrito está el compromiso del máximo accionista, Peter Lim, de que haría frente a cualquier contingencia económica que se presentara en un futuro para garantizar el futuro económico del Valencia. Además, como destaca la auditoría y subraya el Tribunal, desde que el magnate asiático como la mayoría accionarial el músculo financiero del Valencia es evidente.

La Generalitat incluso se vería obligada a ejecutar una orden de embargo en el caso de que el recurso no fuera aceptado y el Valencia no pudiera pagar en los plazos establecidos. La postura del Gobierno valenciano es clara en cada memoria de la cuenta general. De hecho, el Instituto Valenciano de Finanzas no contempla en ningún caso un perjuicio económico para sus intereses porque considera que los clubes beneficiados en su día por las ayudas públicas pagarán la multa de Bruselas.

El Valencia, que verá aliviado sus ingresos a partir de la próxima temporada con su entrada en la Liga de Campeones y el aumento del dinero de la televisión, siempre ha defendido que la sanción de la UE condicionaría de manera evidente su planificación deportiva.

Fotos

Vídeos