Valencia CF

Fútbol | Valencia CF

El Valencia cae ante la señorita Pepis

El Valencia cae ante la señorita Pepis
Agencias

El Real Madrid maquilla al final su pobre partido y los errores del árbitro

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

El Real Madrid no hizo nada ayer para ganar por goleada. El Valencia a los puntos fue mejor, o al menos puso más interés para llevarse el partido. Pero los caminos del fútbol son inescrutables y caprichosos. Los de Zidane se marcharon al descanso con dos goles de ventaja desde el punto de penalti. Un premio gordo para tan poco esfuerzo. Y en la segunda parte, cuando el partido se puso para el empate del Valencia, en los de Marcelino afloró el cansancio de la Copa en Mendizorroza para que Cristiano y compañía se llevaran un triunfo con muchas mentiras. Un resultado maquillado con el maletín de la Señorita Pepis. La realidad es que los valencianistas suman una nueva derrota, que tienen un agujero negro en la banda derecha con Montoya como principal sospechoso y que uno de los peores Real Madrid de las últimas temporadas susurra al oído a dos puntos y un partido menos.

Al Valencia diciembre y enero le han salido muy caros. El colchón que tenía para blindar su puesto en la Liga de Campeones se ha quedado en una simple esterilla y el equipo sufre un desgaste físico acumulado evidente. Han llegado dos jugadores nuevos en el mercado de invierno -Vietto y Coquelin- pero la cojera de la banda derecha es lastimosa. Por delante quedan días para tapar la vía abierta. Otra cosa es que haya dinero.

1 Valencia CF

Neto, Montoya, Coquelin, Garay, Lato (Andreas Pereira, m.77), Guedes (Carlos Soler, m.46), Parejo, Kondogbia, Gayà, Rodrigo (Zaza, m.76) y Mina

4 Real Madrid

Keylor Navas, Carvajal, Varane, Nacho, Marcelo, Kroos, Casemiro, Modric (Kovacic, m.88), Bale (Lucas Vázquez, m,68), Benzema (Asensio, m.78) y Cristiano Ronaldo

GOLES:
0-1, m.16: Cristiano Ronaldo, de penalti. 0-2, m.38: Cristano Ronaldo, de penalti. 1-2, m.58: Santi Mina. 1-2, m.84: Marcelo. 1-4. m.88: Kroos
ÁRBITRO:
Estrada Fernández (colegio catalán). Amonestó por el Valencia a Gayà y Parejo y por el Real Madrid a Bale, Carvajal y Varane
INCIDENCIAS:
partido disputado en Mestalla ante 47.000 espectadores

El partido estuvo nivelado en su fase inicial hasta que un contragolpe del equipo madrileño se resolvió con un penalti claro de Montoya sobre Ronaldo, quien puso el 0-1 en el marcador.

El Real Madrid no mereció los tres puntos y el árbitro fue un socio merengón. Pero que el árbol no tape la realidad de que el Valencia acumula también muchos errores propios para dar facilidades al contrario. El primer penalti a favor del Real Madrid llegó tras un saque de esquina a favor de los locales. El despeje cayó en los pies de Cristiano Ronaldo, que inició una carrera de más de cincuenta metros sin oposición. Gayà tuvo la oportunidad de hacerle una falta de esas que se dicen inteligentes y de veterano. Pero el lateral le dio pista libre al portugués. La falta y amarilla a Gayà hubiera valido la pena.

Cristiano mantuvo la vertical cara a puerta y cuando al portugués parecía que se le acababan las fuerzas para disparar, apareció Montoya con la guadaña para rebanar la carrera del de Madeira. Penalti claro. Ronaldo marcó para poner por delante al Madrid en el momento en el que los dos equipos estaban en proceso de tanteo.

El Valencia no le perdió la cara al partido. Coquelin respondía como central interino, Parejo empezó a destilar fútbol y las bandas intentaron profundizar sin excesivo acierto. Navas respondió con un paradón a un disparo de Kondogbia desde la frontal. El francés, minutos después, tuvo el empate a metro y medio de la portería pero conectó un semidisparo. El Real Madrid nunca tuvo una oportunidad clara en la primera parte para batir a Neto. La única, con el cero a cero en un choque entre el portero y Garay que dejó el balón a Bale para que el arquero sacara una mano providencial. Marcelino quiso repetir el éxito de la línea Lato-Gayà en el Bernabéu pero no le salió del todo bien. Guedes se perfiló por la derecha pero estuvo poco fluido. El luso se fue a la ducha en el descanso por un golpe en el muslo.

El jarro de agua fría llegó con otro penalti. Otra vez Montoya. El lateral saltó con Benzema y el francés cayó en el área para que Estrada Fernández hiciera la buena acción del día a favor del Real Madrid. De esos penaltis hay a decenas cada fin de semana. La diferencia está en quién es el infractor y quién la víctima. Son decisiones que siempre suelen caer a favor del Real Madrid y ayer no fue una excepción. En el área del Valencia también hubo acciones polémicas, como un posible penalti a Parejo, que el árbitro omitió. De nuevo Cristiano desde los once metros para dar pie a su tontuna celebración. El Valencia se pudo ir al descanso con otro marcador pero Rodrigo se atragantó de balón para disparar alto y a puerta vacía un buen centro de Mina.

El resultado era adverso pero la sensación no era derrotista ni mucho menos. Esta temporada Mestalla es hombro incondicional para el equipo. A la vuelta del vestuario afloró el guión previsto. Un tanto rápido para meter de nuevo al Valencia en el partido. A la salida de un saque de esquina, Mina cabeceó a gol para abrir la puerta de la remontada. El gallego está de dulce y tapa bocas. La primera, la de quien firma esta crónica. El delantero está en racha. Además, la buena noticia estaba en la banda derecha con la vuelta de Soler, un futbolista muy necesario para el sistema de Marcelino.

El fútbol empezó a fluir con más soltura en las botas de Parejo. El Valencia metió una marcha más y acechó el área de Navas, que con el pie izquierdo salvó el empate a tiro del capitán. El aroma era de empate. El partido estaba para Zaza, bregador y tribunero, pero quizá el cambió debió de ser por Mina y no por Rodrigo. Un minuto después entró Pereira. En el debe del técnico del Valencia quizá la inmovilidad de su sistema y la poca profundiad de alternativas.

Los cambios llegaron tarde, en el momento justo en el que el equipo se desfondó. Los kilómetros de la Copa -muchos de los que jugaron los 120 minutos en Mendizorroza fueron ayer titulares- pesaron como plomo en las piernas. En los últimos diez minutos, el Real Madrid sacó los polvos y la brocha del maletín para maquillar su partido de perfil bajo. Por la derecha, por el flanco débil del Valencia, entró el rival para que Marcelo hiciera el tercero y Kroos el tanto definitivo. Una broma en el marcador. Una derrota dolorosa y un aviso para lo que está por venir. El Valencia no puede echar por la borda un trabajo de Champions.

Fotos

Vídeos