Valencia CF

El Valencia ya gana como un grande (0-2)

Mina defiende un balón frente al Espanyol. /AFP
Mina defiende un balón frente al Espanyol. / AFP

Un partido atípico de los valencianistas que Kondogbia con un golazo y Mina aprovechando un error posibilitan que los de Marcelino sigan la estela del Barça

SARA L. SANTOS/EFEValencia

El Valencia apenas apareció en el RCDE Stadium y sufrió un monólogo de ocasiones sin puntería del Espanyol, pero provocó un terremoto con el gol de Kondogbia en el minuto 69 y deshizo al anfitrión, que se encontró con la sentencia de Santi Mina en los minutos finales.

El Espanyol fue mejor durante la mayor parte del duelo y sufrió, en el minuto 12, la lesión de Leo Baptistao tras una carrera por la banda derecha. Jurado entró en su lugar.

Fue lo único que le salió mal al conjunto local en los primeros compases contra el Valencia, que aflojó su empuje inicial y cedió el protagonismo.

Los locales, sin Baptistao, no vieron resentido su juego de ataque. A partir del minuto 20, el anfitrión disfrutó de varias de sus ocasiones más claras.

Sergio García aprovechó un error de Kondogbia y cedió el balón a Piatti, que lo mandó a las nubes. El catalán, en la siguiente acción, estrelló un disparo contra la zaga.

Los acercamientos del Espanyol eran constantes. En uno de ellos Aarón cayó en el área tras un encontronazo con Montoya y pidió penalti. El momento era claramente blanquiazul, mientras que el Valencia apenas daba avisos sobre la portería de Pau. El joven meta sólo se preocupaba de algún centro sin peligro.

Sergio García alargaba la avalancha de oportunidades local con un disparo a las manos de Neto. Y, poco después, Piatti insistía con otro centro tras una contra. A los de Quique Sánchez Flores les faltaba puntería. Seguían sin solucionar una de sus asignaturas pendientes del curso.

De hecho, en el minuto 36, Gerard Moreno mandó el balón a la base de un poste tras un excelente control. En el 41, Darder también estrelló un latigazo en el palo izquierdo. El Espanyol lo hacía todo bien, menos marcar. Y el Valencia no exhibía su brillo habitual fuera de casa.

La defensa y la medular del equipo de Marcelino García Toral tenían serios problemas para contener el fútbol blanquiazul. Su ataque estaba espeso y sus instrucciones al descanso no mejoraron el escenario en la reanudación. El cuadro visitante mostraba los mismos problemas y Lato y Montoya vieron amarillas pronto por cortar ataques.

0 RCD Espanyol

Pau López; Víctor Sánchez, David López, Naldo, Aarón; Darder, Fuego; Baptistao (Jurado, min.12), Sergio García, Piatti (Hernán Pérez, min.71) y Gerard Moreno

2 Valencia CF

Neto; Montoya, Murillo (Garay, min.65), Gabriel, Lato (Guedes, min.60); Pereira (Soler, min.80), Kondogbia, Parejo, Gayá; Mina y Rodrigo

ÁRBITRO:
Hernández Hernández (Comité Canario). Expulsó al entrenador del Valencia, Marcelino. Mostró tarjeta amarilla a Murillo (min.28), Lato (min.48), Montoya (min.49) y Pereira (min.78)

No había ni rastro del Valencia, que llegaba a Cornellá-El Prat como el conjunto más goleador a domicilio de Primera. Pau atrapaba todos sus centros y nadie le obligaba a lucirse. El Espanyol, por su parte, mantenía el guión de ocasiones sin éxito. Sergio García tuvo un uno contra uno frente a Neto en el minuto 59.

Un mal guión para los locales, porque el fútbol va de goles y lo dejó caro el Valencia. Justo cuando el partido alcanzó su pico de tensión, con el dominio local claro y Marcelino expulsado después de que los dos técnicos discutieran, Kongodbia marcó en el minuto 69. El balón le llegó al francés en la frontal del área y firmó un zapatazo letal (0-1).

El giro, totalmente inesperado, obligó al Espanyol a afinar su fútbol vertical y permitió a los visitantes mantener una apuesta más conservadora. Los minutos pasaban y los de Quique Sánchez Flores, que habían recibido un golpe duro, no encontraban con facilidad el camino a la portería de Neto.

El tiempo de los blanquiazules ya estaba agotado. Habían tenido oportunidades y las habían desaprovechado. Santi Mina puso la sentencia al partido en el minuto 82. El delantero cerró el choque después de un centro de Soler y un desajuste defensivo local.

Fotos

Vídeos