http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

733 días después de la infamia con Gary Neville

Gary Neville, el día del 7-0 en el Camp Nou. / efe/a. garcía
Gary Neville, el día del 7-0 en el Camp Nou. / efe/a. garcía

El 7-0 fue de los capítulos más negros en la historia del club

T. CALERO

valencia. El 3 de febrero de 2016, el Valencia saltó a jugar al Camp Nou como si de un entrenamiento se tratara. 'Pidan perdón a la afición' fue el titular de LAS PROVINCIAS el día siguiente, cuando la afición blanquinegra aún masticaba, uno a uno, los siete goles recibidos en una de las páginas más negras de la historia del club. Rondando el descenso en Liga, la Copa del Rey era la única esperanza del Valencia de salvar una temporada que en ese momento defendía el novato Gary Neville. El fichaje del inglés fue un despropósito y el encuentro del 3 de febrero en el Camp Nou, una afrenta de las que es difícil olvidarse.

Dos años después, suenan casi a chiste las palabras de Gary Neville en la previa. «Mis jugadores están hechos para este tipo de partidos. Lo han demostrado», sentenció el británico, convencido de que sus futbolistas enterrarían el chip liguero para contrarrestar el poderío de Messi, Suárez, Neymar y compañía. Ocurrió todo lo contrario y a la media hora de juego, el Valencia ya estaba prácticamente fuera de la final. El 3-0 más la expulsión de Mustafi permitió al Barcelona un auténtico festival: entre Messi y Suárez se repartieron los siete tantos de un conjunto culé que acumuló el 75% de la posesión, tiró diez veces entre los tres palos (por una del Valencia) y dio 708 pases correctos por los 222 del rival.

Ese día apostó Gary Neville -que vivió su mejor momento como futbolista en el Camp Nou, cuando ganó la Champions League con el Manchester United- por Ryan, Barragán, Mustafi, Santos, Gayà, Danilo, Parejo, André Gomes, Cancelo, Siqueira y Rodrigo. A Abdennour se lo dejó en Valencia e hizo debutar a Siqueira y en la segunda mitad a Cheryshev, ambos recién llegados durante el mercado de invierno para intentar paliar las tremendas carencias de la plantilla. De los catorce futbolistas que estuvieron presentes en el 7-0, sólo quedan cuatro en la actual plantilla: Gayà, Parejo, Vezo y Rodrigo. Todos ellos, precisamente, tienen muchas opciones de salir hoy en el once titular.

733 días después de aquel encuentro copero, Marcelino aseguró ayer que del 7-0 no se acuerda nadie de su vestuario. «Los jugadores no se acuerdan casi del partido de Liga ante el Real Madrid, así que seguro que el 7-0 no será una losa para ninguno de nuestros futbolistas. Cada partido es diferente, no hay dos iguales ni contra el mismo rival», garantizó el técnico asturiano.

Fotos

Vídeos