http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Cristiano, baja contra el Valencia y frente al Levante

Cristiano, en el momento de recibir la roja. / AFP PHOTO/Josep LAGO
Cristiano, en el momento de recibir la roja. / AFP PHOTO/Josep LAGO

Competición castiga al portugués con cuatro partidos por el empujón y otro por la expulsión, aunque el Real Madrid va a recurrir a Apelación

RODRIGO ERRASTI

madrid. Cinco partidos de sanción, uno por la expulsión y cuatro por el empujón. El colegiado vasco Ricardo de Burgos Bengoetxea recogió en el acta de la ida de la final de la Supercopa de España el empujón que le dio Cristiano Ronaldo tras ser expulsado. El único artículo aplicable al empujón de Cristiano es el 96 del reglamento, que habla de «producirse con violencia leve al árbitro» por lo que el Juez único de Competición optó por la sanción mínima (varía entre cuatro y 12 partidos) por el empujón, «con multa accesoria en cuantía de 1.400 euros al club y de 3.005 euros al jugador (artículo 52)», además de añadir otro por la doble amonestación.

El Madrid va a recurrir a Apelación para que juegue el miércoles. Cristiano Ronaldo, cumpliría el primero de los partidos en la vuelta de la Supercopa de España del miércoles y el resto en Liga. Si en Apelación le quitan la segunda tarjeta amarilla, Cristiano solamente se perdería tres partidos en Liga, incluyendo el Real Madrid-Valencia de la jornada 2 y la cita también del Bernabéu de la jornada 3 contra el Levante. De Burgos Bengoetxea expulsó por doble amonestación al luso. Después de mostrar la primera amarilla por quitarse la camiseta en la celebración de su gol, en el acta señaló que «en el minuto 82 Cristiano Ronaldo fue amonestado por el siguiente motivo: simular haber sido objeto de infracción».

El colegiado interpretó que la acción en la que el delantero madridista pudo marcar el tercero, se dejó caer ante la llegada de Umtiti dentro del área del Barcelona. El trencilla vizcaíno reflejó en el apartado C del acta, de otras incidencias, la reacción que tuvo Cristiano tras ver la cartulina roja. «Cristiano Ronaldo una vez mostrada la tarjeta roja me empujó levemente en señal de disconformidad», reflejó.

Dentro de las oficinas de Chamartín no por esperada la sanción, con el reglamento en la mano, dejó de molestar. Consideran que debería haber una sanción para el colegiado, que con sus fallos condicionó el resultado y también para Luis Suárez por simular. En público, no hubo reacciones en ese sentido. Sergio Ramos, capitán madridista, se refirió a la expulsión. «A mí me coge un poco lejos pero ha sido una jugada en la que le desequilibran y no finge. Se podrá recurrir porque expulsar a un jugador clave en un Clásico, a falta de 10 minutos, jugándonos tanto, hay que valorarlo de otra manera», indicó. Muchos creen que Cristiano se equivocó al quitarse la camiseta, que luego mostró a la grada al ser animado a hacerlo por Marcelo en un gesto que recordó al de Messi en el Bernabéu.

Fotos

Vídeos