http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Una Copa para enmendar errores

La plantilla del Valencia, realizando los primeros ejercicios del entrenamiento de ayer. / DAMIÁN TORRES
La plantilla del Valencia, realizando los primeros ejercicios del entrenamiento de ayer. / DAMIÁN TORRES

El Valencia se juega las semifinales del torneo ante el Alavés con una ligera ventaja por el 2-1 de Mestalla | Marcelino, que habló con Paulista tras su expulsión, recuerda que ya no hay margen de error como en la ida: «La concentración debe ser máxima»

Toni Calero
TONI CALEROValencia

A tres partidos de una final. El deseo de la Copa del Rey ha ido creciendo mientras el equipo pasaba rondas sin demasiada dificultad hasta dar con un Alavés contestón, hábil para rascar ese 2-1 en Mestalla que le mete de lleno en la eliminatoria. Marcelino ya hizo autocrítica por esa primera parte en la ida en la que este Valencia no fue este Valencia. En Mendizorroza no habrá segundas oportunidades. «O seguimos o nos quedamos fuera, es muy sencillo», proclamó el técnico, dispuesto a enmendar los errores, individuales y colectivos, que obligan a su equipo a salir en Vitoria con el objetivo de ganar el partido. «La mejor idea es ir a por el gol. Vamos con una ligera ventaja, pero el Alavés nos va a exigir el máximo de concentración», admitió.

No supo el entrenador mentalizar a sus futbolistas en la ida, o así al menos lo reconoció él para echarse a la espalda toda responsabilidad, y hoy sale con los mejores porque la Copa es una aspiración concreta e ilusionante. En los tiempos de bonanza todo empezó con una Copa. La del 99 en Sevilla. Marcelino sabe que el valencianismo está sediento de finales, lo ha entendido, y sus últimas rotaciones confirman que el torneo del KO es prioritario para todos: técnicos, club, afición y futbolistas. Entre ellos, Gabriel Paulista, el hombre que recibió el tímido reproche de Marcelino en Canarias por una expulsión evitable y definitiva. Sobre ese fallo, que antes cometió Zaza, también se puso a trabajar el entrenador.

«Es lógico que Gabriel y yo habláramos después de lo sucedido. Él sabe que pudo evitar la situación, pidió perdón y creo que con eso está todo hablado», dijo Marcelino, seguro de que ese tipo de expulsiones «no se repetirán con ninguno de los jugadores». Paulista será titular en Mendizorroza y tendrá como acompañante a Vezo porque ambos están sancionados contra el Real Madrid y a Garay no se le puede arriesgar. Esa es la idea que maneja Marcelino, quien incluyó al argentino en la convocatoria por si alguno de los centrales sufre algún percance. El cuarto de la plantilla, Jeison Murillo, va a seguir de baja al menos diez días más. «Murillo para la semana que viene tampoco va a estar disponible», avanzaba Marcelino. El colombiano se pierde los partidos de Liga ante el Real Madrid y el Atlético y a partir de ahí, la vuelta dependerá de si la evolución es más favorable.

La problemática con los centrales ha obligado a Marcelino a cuadrar las piezas pensando en el sábado y esa visita del conjunto blanco. Por lo demás, el Valencia se presentará hoy con la artillería: Parejo y Kondogbia en el centro del campo, Guedes por la izquierda y una delantera que puede estar compuesta por Zaza y Rodrigo. Con Jaume en portería y Montoya y Gayà en los laterales, el ataque es la zona dónde más recursos maneja el técnico. Santi Mina ha 'recortado' las diferencias con la dupla titular a base de goles y Vietto ya hizo un triplete en la Copa.

Enfrente estará un Alavés que ha dado un giro de 180 grados desde la llegada de Abelardo. «Casi no reciben goles en Mendizorroza y esperamos un partido complicado contra un rival que está haciendo las cosas muy bien», analizaba Marcelino. «Hay muchos jugadores del Alavés en su mejor momento de la temporada y ese rendimiento tiene un efecto claro en el colectivo», completaba el entrenador del Valencia. Y sí. La plantilla del Alavés dio un pase adelante: Rubén Sobrino hizo un golazo en Mestalla, Munir está mucho más entonado y Guidetti es la amenaza que solía ser como jugador del Celta. Cuenta Abelardo con recursos para hacer daño al Valencia y además, tendrá el factor cancha a favor. Se espera que Mendizorroza esté prácticamente lleno esta tarde para repetir semifinales en Copa. El año pasado, con Pellegrino en el banquillo, el Alavés fue tumbando puertas hasta llegar a la final contra el Barcelona.

Más

Fotos

Vídeos