http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

La Comisión Europea recalca que la multa deberá pagarla el Valencia CF y no Meriton

Peter Lim, durante un Getafe-Valencia. / p. c.
Peter Lim, durante un Getafe-Valencia. / p. c.

Competencia especifica que los 23 millones de euros deben ser exigidos al club como empresa beneficiaria de ayudas que considera ilegales

M. RODRÍGUEZ

valencia. Peter Lim quiso dejar atadas varias contingencias de índole económico cuando adquirió el Valencia. Una de ellas, la de Porxinos, sigue siendo un grave problema para el club desde que la Conselleria de Medio Ambiente anuló el PAI. La entidad de Mestalla lucha por que otra, la posible multa de la Comisión Europea, no suponga un nuevo varapalo para las arcas blanquinegras. Los indicadores no invitan a ser optimistas. Desde Bruselas se demuestra con cada gesto que no se contempla un desenlace diferente a que el Valencia tenga que pagar. Eso sí, se subraya que deberá ser el club y no su máximo accionista.

La multa de 23 millones de euros impuesta al Valencia deberá abonarla el club y no un tercero, cerrando la puerta a que sea Meriton el que se vea obligado a afrontar este gasto. «La recuperación será exigible a la empresa beneficiaria de la ayuda ilegal; en este caso, el Valencia Club de Fútbol», precisó Margrethe Vestager, comisaria europea de Competencia, a pregunta Florent Marcellesi. El político francés tiene como asesor a Jordi Sebastià, de Compromís y exacalde de Burjassot.

Sebastià recordó ayer que formuló la pregunta para que la UE aclarara si consideraba a Lim beneficiario de las ayudas ilegales como máximo accionista. Tomó como referencia los artículos 63 y 130 de la decisión de la Comisión Europea de 4 de julio de 2016. El apartado 63, que se refiere a la identificación de los beneficiarios, apunta: «La Comisión señala que una entidad que posea una participación de control en una empresa debe considerarse participante de la actividad económica de la misma si realmente ejerce el control interviniendo directa o indirectamente en su gestión si se nombra a miembros de su consejo o consejos miembros del consejo o consejos de la empresa controlada; y existen acuerdos de financiación en vigor entre ambas entidades».

«Las respuesta de Competencia deja claro que la concesión del préstamo son unas ayudas encubiertas ilegales, señaló ayer Jordi Sebastià. La pregunta fue formulada en junio y la Comisión Europea tenía dos meses para responder. Vestager incide en que la medida ordenada al Gobierno en julio de 2016 no es la de castigar a la entidad de Mestalla: «El papel de la Comisión es garantizar que España recupera del Valencia Club de Fútbol, independientemente de la identidad de sus accionistas o de la forma en que el beneficiario de la ayuda lo financia, el importe que debe reembolsarse», señaló.

Desde el Gobierno se derivó la responsabilidad hasta el Instituto Valenciano de Finanzas, que es quien finalmente deberá ejecutar la orden para que el club pague. La resolución está suspendida a la espera de que se resuelva la cautelarísima concedida por Bruselas después de que la entidad de Mestalla recurriera.

Fotos

Vídeos