http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

La Catedral asiste al bautizo de Ferran Torres

Kondogbia agradece a Ferran su asistencia en el 0-1 del Valencia. / EFE/LUIS TEJIDO
Kondogbia agradece a Ferran su asistencia en el 0-1 del Valencia. / EFE/LUIS TEJIDO

El valenciano se estrena como titular el día de su 18 cumpleaños

TONI CALEROVALENCIA.

El día grande de Ferran Torres arrancó con un sobrecogedor minuto de silencio en San Mamés. Ni el aire se movía para homenajear la figura de Quini, un voraz goleador de sólo dos camisetas, Sporting de Gijón y Barça, pero cuyo fútbol y personalidad quedarán para siempre como patrimonio de la Liga. Ferran Torres nacía trece años después de la retirada del 'brujo' y esperó otros dieciocho para estrenarse como titular en Primera. Viendo el '20' en la pizarra, dentro del once titular, despachó Ferran las horas previas al partido contra el Athletic. Si debía ser en un estadio ajeno a Mestalla, el nuevo San Mamés pinta tan bien como cualquiera de los mejores. En un día de frío y nieve, de pelea constante contra los veteranos de guerra del Athletic, Marcelino escogía a Ferran Torres (29 de febrero del 2000) entre los once elegidos en busca de la cuarta victoria consecutiva del Valencia.

Más información

En la titularidad de Ferran puede que estuviera implícito el banquillazo a Carlos Soler y Guedes, pero fue el descaro del jugador de Foios la virtud que conquistó a Marcelino hace ya varios meses, cuando el chaval subió con los 'mayores' en la ciudad deportiva de Paterna. Ferran completaba los entrenos, como copia ahora Kangin Lee, pero su juego iba haciendo camino. Llamada tras llamada de las inferiores de la selección, Marcelino pedía cautela con Ferran pero no le ponía techo. A finales de enero, club y jugador escenificaron un acuerdo de presente y futuro: contrato ampliado hasta 2020 y una cláusula de rescisión que pasaba de 8 a 25 millones. Atado, Marcelino sentenció: «Es joven, pero uno más del equipo y si considero que nos puede ayudar, lo hará».

A ratitos fue entrando Ferran Torres en la dinámica de competición del primer equipo: antes de San Mamés, el de Foios sumaba 96 minutos repartidos en seis partidos. El de ayer fue un salto esperado y evidente. Ferran se ajustó la 'senyera' justo antes del pitido inicial de Gil Manzano y entró de lleno en el duelo con Saborit y Córdoba, los hombres de banda izquierda del Athletic. Los compases iniciales fueron cosa de Murillo, Paulista, Raúl García y Aduriz. Saltos, codos, sangre... Ferran, como la mayoría de futbolistas sobre el césped de San Mamés, era puro hielo intentando entrar en calor.

«He visto lo que todos, un chaval de 18 años jugando un gran partido», opina Marcelino sobre Ferran

El fogonazo que elevaría la temperatura llegó en el minuto 23. A Ferran le vieron abierto, en la parte izquierda de la frontal del área de Kepa, y el Valencia oxigenó hacia esa zona. El canterano divisó una nube de piernas y también a Kondogbia, libre en el centro y con recorrido para cargar la zurda. La consecuencia de la asistencia de Ferran fue el gol del francés. Acción decisiva y dedicatoria personalizada del 'pulpo' del Valencia al extremo, que, como Vietto, celebraría ese tanto a lo grande. Pudo ser mejor para Ferran, pero la volea que enganchó en un contragolpe se iría al segunda anillo de la grada.

Neto se empeñó en mantener el '2' en la quiniela parando el penalti a Aritz Aduriz (17 años mayor que Ferran Torres) y justo antes del 1-1 de Óscar de Marcos, el extremo de Foios recibió una falta que Gil Manzano no concedió. Antes de que Marcelino diera cancha a Guedes por un fundido Ferran (minuto 75), al valenciano aún le dio tiempo a dar un taconazo a Parejo para burlar la defensa de dos rivales. Justo después de hacerse mayor de edad, de bautizarse como titular en Primera en San Mamés, Marcelino fue cristalino en rueda de prensa: «He visto lo mismo que todos, un chaval de 18 años jugando un gran partido».

Primera ausencia de Mina

Marcó un doblete ante la Real Sociedad pero esos goles en Mestalla no fueron suficientes para esquivar la política de rotaciones del entrenador. Santi Mina había participado en los 25 partidos de Liga (1.196 minutos) hasta ayer, en la primera ausencia del gallego en el campeonato. A falta del máximo realizador del Valencia y con Vietto y Zaza atascados, apareció un Kondogbia clarividente que ya ha hecho cuatro goles, todos ellos a domicilio y con Real Madrid, Betis, Espanyol y Athletic como víctimas.

Fotos

Vídeos