http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Fútbol | Valencia CF

Valencia CF | La Bolsa de Singapur suspende a Peter Lim

El máximo accionista del Valencia, Peter Lim/ AFP PHOTO / ROSLAN RAHMAN
El máximo accionista del Valencia, Peter Lim / AFP PHOTO / ROSLAN RAHMAN

La sociedad inversora del máximo accionista del Valencia acumula fuertes pérdidas y ve cómo su cotización quedó ayer paralizada en su país | Las acciones de Rowsley son parte de la garantía personal del magnate asiático con Bankia

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

La Bolsa de Singapur decidió ayer suspender la cotización de Rowsley, el vehículo inversor de Peter Lim, el máximo accionista del Valencia Club de Fútbol. La decisión, adelantada por LAS PROVINCIAS en su edición digital, se tomó a las 7:56 -hora de Singapur- sin conocerse al cierre de esta edición el motivo por el que en el parqué singapurés se decidió tomar la medida.

Más Valencia CF

La suspensión de una cotización se produce cuando se da un hecho relevante, que bien puede ser negativo o positivo, que afecta al valor en el mercado. Es una decisión de carácter temporal que tiene como objetivo proteger al inversor y que afectará a la cotización. En principio son suspensiones que duran unas pocas horas aunque ayer no se había ofrecido más información sobre los motivos de la decisión que afecta a Rowsley, la empresa que aglutina las mayores inversiones de Peter Lim. La lógica invita a pensar a que hoy, antes de que se abra el mercado en Singapur, se conozcan los motivos por los que la Bolsa decidió suspender a Rowsley. Durante todo el día de ayer, la sociedad de Lim no aportó nueva información.

Cumple con los pagos

Rowsley es la empresa que soporta el negocio inmobiliario y hotelero del magnate de Singapur. Una de las garantías personales que puso encima de la mesa el máximo accionista del Valencia para comprar el 70% de las acciones del club fueron sus participaciones en la sociedad. De los 94 millones que costaba hacerse con el paquete accionarial mayoritario del club de Mestalla, Peter Lim puso al contado 22 de millones de euros y el resto lo aplazó a cuatro años a razón de 18 millones por ejercicio.

En Bankia hay tranquilidad respecto a la suspensión de la cotización de Rowsley. El máximo accionista del Valencia ha hecho frente a los tres primeros pagos -54 millones de euros- y tan sólo queda en el horizonte los últimos 18 de los 72 millones del crédito con el máximo acreedor del club. A partir del 30 de junio del año que viene, el Valencia tiene la obligación de empezar a pagar la amortización de los créditos que mantiene con Bankia. Un pago de unos 20 millones de euros por temporada.

La suspensión de la cotización de Rowsley por parte de la bolsa de Singapur se produjo un día después de que la sociedad cerrara al alza. El valor de la firma de Peter Lim valía 0,073 dólares singapurenses -0,046 euros- en el momento en el que se cerró el mercado el pasado viernes. En el último año, Rowsley ha mantenido una curva descendente y la mayoría de los días ha cerrado en rojo en el parqué de la bolsa de Singapur. La suspensión del valor puede estar vinculado a la espectacular subida que experimentó la acción el pasado viernes después de cerrar un día antes con un valor de 0,66 dólares singapurenses -0,041 euros-.

La variación en un sólo día fue del 10,7 por ciento. En todo el año, las acciones de Rowsley no habían vivido una jornada tan positiva como la del viernes 14 de julio, lo que puede ser motivo para que se haya tomado la decisión en la jornada del lunes de suspender de manera momentánea la cotización.

Comprar a corto plazo

Los análisis técnicos invitan a los inversores a comprar fuertemente a cortísimo plazo pero aconsejan a vender también con urgencia debido a la caída constante de las acciones de Rowsley. El 1 de diciembre de 2013 fue el día que la empresa inversora de Lim marcó su punto máximo de cotización con 0,325 dólares singapurenses por acción -0,2 euros-. A partir de ahí inició una carrera descendente, con picos alcistas muy puntuales, que le ha llevado a situarse por debajo de los 0,1 dólares singapurenses.

La suspensión de una cotización es fruto de rumores sin confirmar que afectan de lleno al valor, aunque también se puede dar cuando una sociedad incumple su obligación de informar al mercado o cuando se presenta o aprueba una OPA. De momento se desconoce el motivo exacto que afecta a Rowsley.

La realidad del brazo inversor de Peter Lim, a la espera de noticias, es preocupante. El ejercicio de 2016 lo cerró con unas pérdidas de 42,6 millones de euros a pesar de sus intentos de diversificar el negocio. La propia empresa reconoció la pérdida de valor de sus activos.

Crisis y 'brexit'

La crisis inmobiliaria en Singapur es la causa principal de la mala racha de una empresa con varios proyectos en marcha, pero que ha tenido que paralizar por las negativas consecuencias de un mercado que en su día elevó a la firma a sus máximos históricos.

Lim diversificó sus negocios por la vía hotelera y de restauración, con el Reino Unido como principal campo de actuación. El problema es que la aventura se ha tropezado de lleno con el 'brexit', por lo que las expectativas son inciertas. De hecho, Lim es socio en varias de sus firmas de Gary Neville y otros ex jugadores del Manchester United, conocidos como la clase del 92.

La empresa del inversor asiático se han lanzado en los últimos meses al negocio hotelero a través de una marca como es la del Hotel Football, establecimientos tematizados que cuentan con su máximo exponente en el que hay junto al estadio del Manchester United. Entre sus proyectos está levantar varios hoteles en Europa y en Asia. Uno de ellos se ubicaría en Valencia, junto al nuevo estadio.

Además, Rowsley se ha hecho con Ariva, una cadena con miles de habitaciones hoteleras en varios países de Asia. Otras operaciones han llevado a Peter Lim a adquirir Squire Mech, una firma dedicada a la ingeniería eléctrica y al desarrollo del diseño de edificios, y AC Consortium, otra empresa constructora con varios proyectos en marcha en Singapur.

Fotos

Vídeos