http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Blas Madrigal | Expresidente de la Agrupación de Peñas

Blas Madrigal: «Murthy lleva el club a su manera y nosotros debemos adaptarnos»

Blas Madrigal posa para el fotógrafo en la ciudad deportiva de Paterna. / jesus signes
Blas Madrigal posa para el fotógrafo en la ciudad deportiva de Paterna. / jesus signes

Tras un cuarto de siglo vinculado a las peñas, deja el cargo y tiene claro que el aficionado prefiere entrar en Champions a jugar la final de Copa

J. CARLOS VALLDECABRESVALENCIA.

A sus 73 años y después de un cuarto de siglo vinculado a la Agrupación de Peñas del Valencia (ocho como presidente), Blas Madrigal (natural de Enguera) elige la vía diplomática para su adiós. Ayer dejó el cargo. Manuel Sanahuja, hasta ahora vicepresidente primero, toma el relevo.

-¿Por qué se marcha?

-Es el momento oportuno para hacerlo y porque creo que tengo derecho a descansar con la familia. La decisión está muy meditada pese a que es dolorosa. Pertenecer a la Agrupación y tener todo tipo de contactos con el valencianismo es, como yo digo, para pagar.

«Llorente ha sido un gran presidente, coloquial, nada de puertas cerradas, siempre abiertas»

-Para evitar suspicacias, ¿ha cobrado alguna vez algo?

-Nunca. No yo, nadie.

-¿No le pedía el cuerpo haber agotado el mandato hasta mayo?

-Mi familia y sobre todo mi mujer tienen el derecho a que me dedique a ellos.

-¿En qué situación se encontró la Agrupación cuando entró?

-Era un colectivo sencillo. Llegó don Arturo Tuzón y luego Paco Roig, y por unas cosas u otras la cosa empezó a prosperar. Pasamos de una cantidad pequeña de peñas a casi 300.

-¿En qué estado de salud se encuentra ahora?

-Maravilloso. Hay una directiva que está muy preparada, gente valencianista que vive entregada. Y no lo digo porque la haya dejado yo ni porque quiera quedar bien con nadie.

-Sanahuja se queda como presidente, ¿haría bien en presentar su candidatura?

-Es cosa de él. Sería un buen presidente, pero con esto no quiero desmejorar a nadie de la junta. Han trabajado mucho, se han recorrido cuatro o cinco veces la Comunitat.

-¿Con qué se queda de todos los presidentes con los que coincidió?

-Lo he dicho muchas veces. Con don Arturo tuve un gran amistad, sencilla, extraordinaria. Recuerdo cuando íbamos a salones de empleados de banco y otros gremios a hablar del Valencia. Con más contacto y trabajando codo a codo he estado más con don Manuel Llorente. Para mí ha sido un gran presidente, coloquial, nada de puertas cerradas, siempre abiertas.

-Pues tenía fama de tener el bolsillo apretado casi siempre...

-Cuando yo, como vicepresidente, le pedía cosas siempre me decía lo mismo: 'Si te doy a ti lo tengo que quitar de allí, y no puedo hacerlo'.

-¿Se atrevería a decir un comentario de cada presidente del club?

-No, porque todos han estado por el Valencia. Unos más y otros menos, algunos se han equivocado más que otros, como todos. Somos humanos. No podemos ensuciar el escudo bajo ningún pretexto. El que hay es extraordinario y el que había también. Y así tiene que ser. Cada uno a su manera de hacer las cosas.

-Pero es inevitable pensar que de la misma forma que hay presidentes más cercanos a las peñas, también los ha habido más alejados.

-Para mí ninguno. Cada uno ha tenido sus maneras. Aquí no se puede hacer las cosas según el reglamento que marca la Agrupación de Peñas. El club es el que manda siempre, queramos o no queramos.

-Murthy dejó bastante claro hace algunas semanas que su intención era anular los privilegios que, decía, tenían las peñas.

-Él piensa que tiene que llevar el club a su manera y nosotros debemos adaptarnos. No es que sea un hombre que haga las cosas a su capricho, las hace conforme cree.

-No me negará que ha habido momentos de tensión a raíz de eso.

-Tensión ha habido con todos los presidentes. Uno tiene sus más y sus menos hasta con su vecino. Con Manolo he pasado muchas horas y teníamos nuestras palabras ,pero a los tres minutos ya las había olvidado.

-Pero hay cree que hay que premiar a aquellos que se pegan panzadas de autobús para apoyar al equipo en Mónaco, por ejemplo.

-No es que se olvide. En el fútbol actual no es lo mismo un señor que tenga ocho mil acciones que otro que tenga dos.

-¿Me está diciendo que las peñas no son un pilar fundamental en un club como el Valencia con un dueño absoluto de la mayoría?

-Siempre he dicho una frase: 'La Agrupación es el puente que comunica a la afición con el club'. Por eso la directiva tiene que estar fuerte en todo el trabajo que debe realizar.

-A usted alguna vez se le ha criticado y hasta acusado de sacar beneficio del club precisamente por no ser crítico con la entidad.

-Si ser blando es hacer las cosas conforme se votan en una junta directiva, yo seré blando toda la vida. He hecho todo conforme mi conciencia y corazón me han dictado.

-Aún no se ha cumplido la reivindicación de la Agrupación de que los jugadores fueran a las peñas.

-Yo planteé eso y más cosas a Mateo Alemany. Pero él es un trabajador y no puede decidir. Si el entrenador dice que los jugadores deben dedicarse a entrenar y a estar en su casa, no podemos hacer nada.

-A veces da la impresión de que desde el club sólo se acuerdan de las peñas cuando las cosas van mal para pedirles ayuda.

-El peñista está para todo.

-Fue uno de los patronos que firmó la venta de acciones a Lim, ¿se ha arrepentido alguna vez?

-Nunca. Antes de no tener nada... por lo menos tenemos a Peter Lim.

-¿El Valencia trata bien a los peñistas?

-En el sistema de hoy en día sí, porque es el que ha marcado el club y tenemos que seguir por su camino.

-¿No le preocupa que en los dos últimos partidos Mestalla esté por debajo de treinta mil aficionados?

-Es que los horarios influyen y marean una barbaridad.

-¿Qué prefiere la afición: entrar en Champions o una final de Copa?

-Entrar en Champions.

Fotos

Vídeos