http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Dos baluartes y un fortín

Dos baluartes y un fortín

Murillo vuelve al once con un gran partido; Gayà brilla de nuevo. El Valencia deja la portería a cero por quinta vez en Mestalla, donde sólo ha encajado los dos goles en diecisiete minutos ante el Athletic

T. CALERO VALENCIA.

El '4' del Valencia es un tipo de 182 centímetros y 78 kilos, sudamericano, y que por momentos es lo más cercano a Nico Otamendi -por estilo de juego- que ha pasado últimamente por el conjunto blanquinegro. Jeison Murillo cuajó ayer uno de sus mejores partidos en el Valencia sino el mejor. Contundente sin necesidad de dar palos (sólo ha visto una amarilla en Liga), el colombiano regresó al once para convertirse en el baluarte del entramado defensivo de Marcelino. Mestalla celebró el inmenso partido de Murillo pese a que un error del central estuvo a punto de significar el tanto de Beauvue. El error en la definición del nueve del Leganés fue la suerte del zaguero colombiano.

Antes de la visita del Barcelona toca el Espanyol pero el partido contra el líder está marcado en rojo. ¿Y quién jugará en el eje de la zaga? En la previa ante el Leganés, Marcelino se resistió a analizar su política de rotaciones con los centrales. «Sólo lo puedo explicar un poco», dijo sonriendo. «Lo principal es que son tres centrales de grandísimo nivel, no quiero perder a ninguno por el camino y los voy poniendo. Nos va bien, se sienten integrados y eso les lleva a competir muy bien. El equipo recoge en positivo este rendimiento y se aprovecha», sentenció Marcelino, quien obvió a un Vezo que ya está de vuelta tras la lesión.

El discurso del técnico va bien acompañado por los números, porque Garay sigue siendo el 'titular' del trío de centrales (ocho partidos, 704 minutos), pero tanto Gabriel Paulista (8 encuentros, 642 minutos) como Murillo (544) están cerca del argentino, que terminó el duelo ante el Leganés visiblemente cansado. La lógica invita a pensar que Paulista podría acompañar a Garay en Cornellà y Murillo regresaría al once contra el Barcelona, pero es una incógnita a la que aún le faltan muchos días de recorrido.

Existen menos cambios en el lateral izquierdo y ahí tiene toda la responsabilidad José Luis Gayà. El de Pedreguer sintió la presión de un Lato que siempre cumple y ha ido de menos a más en este arranque de competición. Enterrados todos los problemas físicos, Gayà se atreve con todo. Ayer, durante la primera mitad, volvió a ser ese carrilero profundo a quien buscaban Guedes y Zaza para combinar en ataque. Gayà ha jugado diez de los once partidos de Liga (885 minutos) y en varios de ellos se ha ido al extremo cuando Marcelino ha requerido la presencia de Lato -otro canterano- para reforzar la defensa del Valencia.

Gayà vuelve a estar en los planes de Julen Lopetegui y está en condiciones de pelear un puesto con la absoluta si mantiene esta progresión. A sus 22 años, el alicantino es uno de los veteranos de la plantilla y su relevancia dentro del esquema de Marcelino va en aumento. Contra el Leganés no se le exigió tanto defensivamente -Garitano buscó continuamente hacer daño por la banda de Montoya-, y Gayà pudo explotar de forma continua las subidas por el carril izquierdo.

Salvó en conjunto el Valencia las ocasiones generadas por el Leganés para dejar la portería a cero, un hecho que Marcelino destacó tras el encuentro pese a lamentar la concesión de oportunidades. La de ayer es la quinta ocasión en la que el conjunto blanquinegro consigue dejar al rival sin gol en Mestalla. Empezó el Valencia con el 1-0 contra Las Palmas y siguió el empate a cero ante el Atlético de Madrid. A partir de ahí se han sumado tres goleadas, 5-0 al Málaga, 4-0 al Sevilla y el 3-0 ante el Leganés. En total, el Valencia sólo ha encajado dos tantos esta Liga en el fortín de Mestalla. Ambos contra el Athletic Club (Aduriz, Raúl García) en diecisiete minutos fatídicos que pusieron en peligro el triunfo del equipo de Marcelino.

Fotos

Vídeos