http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Fútbol | Valencia CF

Alta tensión en la cola de Mestalla

Los aficionados se agolparon en las taquillas para tratar de conseguir una entrada. / Jesús Signes
Los aficionados se agolparon en las taquillas para tratar de conseguir una entrada. / Jesús Signes

El club admite su error y enfada a las peñas al poner hoy a la venta las 420 entradas que tenían reservadas para el partido del sábado La Policía frena los altercardos tras agotarse en dos horas las localidades para el derbi

ALBERTO MORENO Valencia

La locura se desató en las taquillas de Mestalla. La pasión derivó en tensión después de que las 330 entradas disponibles ayer para la grada visitante en el Ciutat de València se agotaran en menos de dos horas. Todo ello a cuarenta grados a la sombra. Al final tuvo que intervenir la Policía Nacional para evitar un altercado mayor después de que algunos aficionados se encararan con uno de los primeros de la cola, que se hizo con un buen número de entradas.

El Valencia CF reconoció en un comunicado remitido a las nueve y media de la noche su error en la gestión de la venta de las entradas -seis por persona quizá era excesivo- y hoy a partir de las diez de la mañana pondrá a disposición de los aficionados 420 más. Estas localidades estaban en principio reservadas a las peñas que suelen viajar con el equipo. Hoy los aficionados que se acerquen a las taquillas del estadio del Valencia podrán adquirir un máximo de dos asientos aportando sendos DNI. El paquete de entradas ofrecido por el Levante UD es de 751.

A primera hora de la mañana de ayer ya había aficionados en las taquillas de Mestalla. Cada persona podía comprar hasta un máximo de seis entradas -a 15 euros cada una-. Para ello debían presentar un DNI por localidad. Las entradas son nominales, por lo que en el acceso al estadio se va a exigir que con la localidad se presente la documentación. El Valencia advirtió ayer de que no permitirá que ningún aficionado entre con una entrada que no vaya a su nombre.

"Llevo desde las nueve de la mañana haciendo cola pero las he conseguido", explicó Jaime, uno de los primeros de la fila. Compró tres entradas bajo el asfixiante poniente que cayó ayer a plomo en la ciudad.

A las seis y media de la tarde se agotaron las localidades. Decenas de aficionados se quedaron colgados. Muchos esperaron a ver si había alguna posibilidad: "Habrá que ir a las taquillas del Ciutat para comprarlas allí en otra parte de la grada", aseguraba un grupo de jóvenes en las ventanillas de las taquillas de Mestalla. El precio de las localidades libres en el Ciutat de Valencia para el derbi oscila entre 50 y 70 euros.

La máxima tensión se vivió cuando un aficionado, que estaba en los primeros puesto de la cola, llamó a otros que no guardaron turno y entre todos se llevaron unas cuarenta localidades. Fueron increpados por saltarse la cola y la Policía Nacional intervino para evitar un enfrentamiento mayor. El presidente del Valencia, Anil Murthy, se acercó también a los aficionados para pedir calma y conocer de primer mano qué problemas habían existido en las colas de Mestalla.

Fotos

Vídeos