Las Provincias

Valencia CF | Mateo Alemany acapara toda la atención de la zona noble

fotogalería

Paco Roig, con Mateo Alemany y a la derecha se asoma Agustín Morera. / manuel molines

  • Una distendida charla con el expresidente Paco Roig sirvió como 'bienvenida' al palco, donde se sentó justo después del consejo

  • El director general comprueba la necesidad de recuperar a la afición: 34.638 espectadores, la octava mejor entrada

No hizo falta que lo anunciaran por megafonía -nunca se sabe- pero desde que apareció por el vomitorio hacia él se fueron todas las miradas, tanto de los 'vips' como de los alrededores de la tribuna. Mateo Alemany hizo ayer su puesta de escena oficial en Mestalla. Seis días después de que el club hiciera público su fichaje, comprobó en persona el ambiente algo turbio que envuelve este año al equipo en Mestalla. Cancelo se encargó de agitar el asunto y descubrir cómo están los ánimos en la casa blanquinegra.

MÁS VALENCIA CF

Alemany, avispado y consciente de las convulsiones que vive el Valencia en los últimos años, por no decir históricamente, tuvo una tarde intensa. No fueron pocos los que quisieron darle la bienvenida y charlar con él. En unos casos para conocer sus impresiones y, en otros, para aleccionarle sobre lo que le viene encima. Que no es poco. Seguramente, las confidencias que compartió con Paco Roig dieron para eso y para mucho más. Si algo tiene el expresidente del Valencia es capacidad dialéctica de sobra. Alemany y Roig se conocen de los años noventa. Cuando el segundo era presidente y máximo accionista del Valencia, Mateo Alemany ya trabajaba para el Mallorca. Hablaron durante varios minutos antes del comienzo del partido. Lo hicieron de manera bastante distendida, en presencia de Alfonso -hijo de Roig- y del también expresidente Agustín Morera. Conociendo el carácter y la locuacidad de Roig, en ese espontáneo cónclave pudo hablarse de lo divino y lo humano. Luego, Alemany subió para ocupar su butaca.

En esa primera fila del palco, el orden que se observó fue sintomático. A la izquierda de Layhoon, Kim Koh, Anil Murthy (todo el núcleo duro de Meriton, por decirlo de alguna manera), Juan Sol, Auxiliadora Borja y Mateo Alemany. A su lado, Salvador Martínez, José Luis Zaragosí y Salvador Belda. A diferencia de lo que pasó en el último partido, esta vez no hubo un destacado vacío institucional porque la última vez ni estaba Borja ni los patronos y exasesores.

Entre las cosas que también comprobó Alemany debió estar la afluencia de público. El club informó que asistieron 34.638 espectadores. Es el octavo registro en número de aficionados de la temporada. El Valencia necesita recuperar a su gente.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate