http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

La afición del Valencia nunca falla

Los aficionados se acercaron ayer a las taquillas a sacar su entrada para la semifinal. / jesús signes
Los aficionados se acercaron ayer a las taquillas a sacar su entrada para la semifinal. / jesús signes

El valencianismo responde a la rectificación del club y compra en taquilla miles de entradas a precios reducidos

HÉCTOR ESTEBAN VALENCIA.

Mestalla presentará hoy el aspecto de las grandes noches. La grada nunca falla y ayer dio una nueva muestra de lealtad a sus colores. Desde antes de las diez de la mañana, decenas de aficionados daban ejemplo en cola en las taquillas de Mestalla para comprar una localidad a precio reducido. El club, vista la respuesta del valencianismo, debe de haber aprendido del error de su política de precios. Una lección para no volver a poner en riesgo las posibilidades del equipo para alcanzar una final. Los aficionados mostraron durante toda la jornada de ayer una conducta ejemplar para sepultar el enorme traspiés de los responsables de la política de precios de la entidad. Ayer, ya eran más de 38.000 valencianistas los alistados para el partido. Durante todo el día las taquillas seguirán abiertas para elevar ese número.

Ante el riesgo de congelación de Mestalla, y no sólo por la gélida temperatura que se espera esta noche, el club tuvo que actuar el martes de urgencia para tratar de llenar un gradería que amenazaba a semidesierto por el alto precio de las entradas para ver al Barcelona. La reacción fue la adecuada y el hecho que los socios pudieran adquirir una entrada extra a precio reducido salvo al Valencia del desastre. El valencianismo acudió a las taquillas a rascarse el bolsillo con el objetivo de alentar al equipo para llegar a una final diez años después. Las entrada a precio reducido se podía adquirir en las taquillas del estadio o en las tiendas oficiales.

A las dos de la tarde, ya se habían adquirido 35.000 localidades, según las fuentes oficiales del club. El estirón matutino se notó y los aficionados se volcaron en su respuesta tras la rectificación del Valencia. A las diez de la mañana, los dos primeros de la cola era una pareja que guardaron turno desde las cinco de la mañana. «Bueno, nos hemos equivocado y creíamos que había que hacer cola desde tan pronto», señaló la chica, que estaba envuelta en una manta para protegerse del frío. En segundo lugar de la cola, un socio de los más antiguos de Mestalla que había ido a comprar una localidad para su esposa: «Estuve en Barcelona y allí me costó la entrada 29 euros. En un principio compré sólo la mía. Eran tan caras que mi mujer decidió no venir. Ahora, una vez la han rebajado, he vuelto a por la suya. No me ha parecido bien la política de precios del club», señaló.

Se espera una temperatura en Valencia de entre 4 y 5 grados durante el partido, según Aemet

Por la tarde, la masiva respuesta de aficionados se mantuvo con una larguísima cola de aficionados en Mestalla. El estadio presentará hoy una buena entrada para tratar de llevar al Valencia a la final. Hoy las taquillas estarán abiertas de manera ininterrumpida desde las diez hasta la hora del partido (21 horas). La predicción de la Agencia Española de Meteorología (Aemet) es que la temperatura durante el partido sea de entre 5 y 4 grados.

Marcelino pidió ayer la colaboración de la grada para remontar al Barça y plantarse en la final: «Todo el público nos tiene que ayudar a defender. La afición tiene que creer porque el equipo siempre ofrece competitividad. La grada en casa nos ayuda, hay unión con el equipo. Los jugadores nunca se dejan ir, un argumento suficiente para que la afición crea, de que tenga la seguridad de que lo van a dar todo».

Fotos

Vídeos