http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

«La afición sabe que estamos con el Valencia y queremos justicia, pero no podemos vender humo»

Manuel Illueca, durante la rueda de prensa que dio tras conocer el veredicto de la Comisión. / j. monzó
Manuel Illueca, durante la rueda de prensa que dio tras conocer el veredicto de la Comisión. / j. monzó

«La reflexión de Bruselas es que el daño no sería irreversible porque Lim tiene dinero», explica Manuel Illueca, Director General del Instituto Valenciano de Finanzas

TONI CALERO* ACALERO@LASPROVINCIAS.ESVALENCIA.

Al Instituto Valenciano e Finanzas (IVF) llegó un correo electrónico portador de malas noticias: el Tribunal General de la Unión Europea denegaba la petición del Valencia para la suspensión cautelar de la multa de algo más de 23 millones de euros. Tampoco es que el director general del organismo dependiente del Consell, Manuel Illueca, se sorprendiera demasiado. Nadie tenía buenas sensaciones respecto al recurso del club y ahora toca volverse a arremangar y pelear. Generalitat y Valencia quieren seguir de la mano para escapar de un castigo «grave e injusto» que pone en jaque el plan de negocio desarrollado por Peter Lim. El viejo aval de 2009, las ayudas públicas al fútbol que la Comisión Europea ha perseguido sin descanso, se meten de lleno en los despachos del IVF y la sede del club de Mestalla.

-Y ahora el Valencia tiene por delante cuatro meses para pagar...

-Ellos ahora ya tienen que pagar. La decisión de recuperación es efectiva. En su momento firmé una resolución exigiendo al Valencia el pago y se paralizó por el recurso. Primero porque otorgaron medidas cautelares de manera provisional, pero esas medidas han sido anuladas. Ante esto cabe un recurso y el Valencia tiene dos meses para poder presentarlo. La pregunta a estas horas es cómo debemos obrar nosotros (IVF) mientras tanto, mientras transcurren esos dos meses.

-¿Qué pasos va a seguir el IVF?

-Somos un órgano ejecutor, quien decide los pasos es la Comisión. Venimos obligados en materia de recuperación a cumplir todo aquello que se nos imponga desde Bruselas. Este es el punto fundamental que todo el mundo debe entender. En cuanto al recurso, el IVF tiene margen de actuación y ahí podemos apoyar al Valencia con todo tipo de argumentos como ya hicimos. En el ámbito de la recuperación tenemos menos opciones, aunque también vamos a ayudar al Valencia en lo que podamos. Haremos nuestras las propuestas del Valencia en materia de pago, de aplazamiento, porque lo que queremos es minimizar el daño que esto pueda generar en el club, pero lógicamente si la comisión nos dice que no, pues nos dice que no.

-¿El papel que asume el IVF es difícil porque se puede percibir al mismo tiempo como de víctima y verdugo?

-Son tiempos difíciles para todo el mundo. Para el IVF porque hereda la situación que deriva de un aval que no debió concederse. ¿Para qué queremos una herramienta como el IVF, para dar avales a equipos de fútbol? Ya no entro en si se dio bien o se dio mal, si fue legal o no, yo voy a antes. Al IVF lo queremos para promover actividad económica, generar puestos de trabajo, etcétera. Ahora hablamos de la recuperación de una ayuda ocasionada por una operación en las antípodas de lo que es hoy el IVF. Es verdad que nos genera malestar y no estamos cómodos, pero nuestra posición está siendo bastante coherente desde el principio. Dijimos: 'no hemos venido aquí a enriquecernos con los clubes valencianos'. El Valencia pagó. ¿Le causó un perjuicio a las arcas públicas? No. Entonces es de justicia estar con el Valencia, es un exceso que se pidan 23 millones a un club que pagó puntualmente el préstamo.

-¿Comprende la indignación de Meriton por una situación generada mucho antes de su llegada?

-Totalmente. Entiendo la indignación de Meriton y la preocupación de la afición. El Consell está al lado de una empresa valenciana que cumplió. Y sabemos donde tenemos que estar. ¿Es difícil para mí estar al lado de una empresa valenciana? No, en absoluto. ¿Es difícil para mí explicar que no tengo margen de maniobra porque a fin de cuentas la Comisión es quien dicta el proceso de recuperación? Pues tampoco es difícil para mí y tampoco es difícil de entender. Este es un gobierno serio y cumple la ley. Ayudaremos al Valencia. Pero ojo, no por demagogia, no por adular a una afición, sino porque lo primero es la justicia. No es de justicia lo que pasa con el Valencia. Ahora bien, en los casos de Hércules y Elche no pagaron, dejaron a deber el préstamo avalado por el IVF, y hubo un daño patrimonial para el IVF y la Generalitat. Ahí hemos ido hasta el final siendo inflexibles.

-El caso del Valencia es más potente electoralmente...

-El caso del Valencia es un asunto de justicia. ¿Qué otra cosa tiene que hacer un gobierno que se dice valenciano y de los valencianos, si no defender a las empresas valencianas en una situación como esta?

-¿Hay alguna opción de que se persiga judicialmente a aquellos que impulsaron la situación que ha llevado al Valencia a este punto?

-Estamos en un proceso de recuperación, no en una multa ni en una sanción. Lo que dice el Tribunal: se le ha dado un dinero al Valencia y lo tiene que devolver. No habla de una cuestión de tipo penal, no estamos hablando de que el IVF forzó la toma de decisiones para que se diera de una manera subrepticia un aval... Yo no voy a ser el que diga: 'vayamos a por los responsables de la ayuda', porque considero que no es tal la ayuda. Nosotros nos ponemos en marcha para minimizar el problema. Si la Comisión entiende lo contrario y no hay otro remedio se hará lo que haya que hacer, pero no será porque el Consell quiera enriquecerse de forma injusta con el club.

-Por lo que percibe de sus reuniones con miembros de la Comisión, ¿hay esperanza para el Valencia?

-No quiero especular.

-Oltra habla de «empastre y ruina en diferido» para referirse a esta situación. ¿Está de acuerdo?

-Por supuesto. El problema que hay es el siguiente: en el momento en el que se da el aval, todavía no teníamos muy claro como administración el problema en el que nos metíamos con este tipo de ayudas. No se trabajó el expediente para que no pasara. Podríamos haber atenuado este problema. Ahora es fundamental que la Comisión vea en nosotros una administración seria que cumple con la ley. Es lo que permitirá evitar estas cosas en un futuro.

-El Tribunal de Luxemburgo apunta a Lim porque hay una línea de crédito de 54 millones y recuerda que Meriton tiene que proporcionar ayuda económica...

-Lo que viene a decir el auto: los actos jurídicos de las instituciones de la Unión Europea gozan de una presunción de legalidad. Si tú quieres suspender la ejecución de una sentencia, tienes que fundamentarlo muy bien. ¿Cómo se justifica eso? Por una cuestión de urgencia y por el daño que se puede causar económicamente al Valencia y si ese daño va a ser irreversible. La reflexión que hace la Comisión es que en ningún caso se haría un daño irreversible si luego el recurso prosperara, porque este señor tiene dinero y lo que tiene que hacer es apoyar al club durante algún tiempo. Él luego recuperaría el dinero y ya está. Es la reflexión que hace la Comisión, uno puede estar más o menos de acuerdo. Entiendo que el Valencia tendrá que plantear una estrategia para la respuesta a este argumento, pero es algo que compete al Valencia.

-24 horas después, ¿ya ha hablado con los gestores del Valencia?

-Aún no he podido sentarme con el Valencia, pero sí tenemos una cooperación. La hemos tenido en el pasado, en el momento clave, cuando había que elaborar los recursos. Ahí hemos estado, el Valencia lo sabe. Aportamos argumentos para que el recurso fuera hacia delante. La afición del Valencia sabe que estamos con ellos en esto. Lo que no podemos hacer es vender humo. No puedo garantizar que vamos a convencer a la Comisión de suspender la ayuda o de revocarla o finalmente aceptar un plan de pagos cómodo para el Valencia. Yo no puedo garantizar que la Comisión pueda acceder, pero sí garantizo que estaré con el Valencia y que haré mía la propuesta del Valencia, una propuesta que minimice el impacto económico para el club.

-¿Las relaciones con el club empezaron tensas por este asunto y han mejorado con el paso del tiempo?

-Siempre fueron buenas. Ser portador de malas noticias nunca le pone a uno en una posición favorable. Cuando las cosas se ponen feas es cuando uno ve la calidad de los interlocutores que tiene delante. Siempre dijimos lo mismo: no hemos venido a enriquecernos con los clubes de fútbol. Lo dije en LAS PROVINCIAS, con claridad, lo hemos mantenido hasta hoy. Por eso apoyamos al Valencia en el recurso y por eso intentamos en la medida de lo posible minimizar el daño. E insisto, no es por una cuestión de demagogia ni porque venimos a toda costa a que nos voten, es justicia.

-¿El IVF y el Valencia pueden negociar un calendario de pagos?

-No, hay que plantearlo ante la Comisión Europea. En el caso de que el recurso contra el auto del juez del jueves no prospere, o bien no prospere el recurso contra la decisión de recuperación, en esos dos casos lo que habrá que hablar es con la Comisión a ver qué acepta en términos de pago. Si al final se cierra en banda y exige el pago efectivo e inmediato en las dos formas que prevé, que es pagar directamente al IVF o bien tener una cuenta bloqueada. Veremos si se cierra en banda o admite alguna solución intermedia.

-¿Hay alguna forma de que el Valencia pague y la Generalitat le reintegre el dinero de manera legal?

-Ahí trabajaremos con el Valencia buscando fórmulas para que esta posible solución sea factible. No puedo vender humo diciendo que hay fórmulas, no está en mi mano esa decisión que tomará la Comisión. ¿La Generalitat apoyará al Valencia buscando fórmulas que satisfagan el criterio de la Comisión? Por supuesto que lo haremos.

-O sea, esa vía no está cerrada...

-No es que no esté cerrada, es que cuando llegue el momento de que la exigencia del pago esté encima de la mesa, el Valencia tendrá que plantear alternativas. Tendrá que poner el dinero o plantear alguna alternativa. Con esa alternativa se irá a Bruselas y ver qué opina la Comisión.

-El Valencia asegura que la multa le deja en una situación económica preocupante, ¿le consta?

-Me consta que el club tiene provisionada esta decisión de recuperación. Entiendo por el propio recurso del Valencia y por las solicitudes de medidas cautelares que esta no es una cuestión baladí para el club. Este es un tema serio, grave y por eso el Valencia pide medidas cautelares. Entiendo que el Valencia esté preocupado por el tema. Y 23 millones de euros es mucho dinero.

-¿El caso Magefesa (España recibió una multa de 20 millones por ayudas a la empresa) limita sus movimientos? ¿Le preocupa?

-Hay que tener claro que nos estamos jugando una multa al Reino de España que posteriormente repercutiría a la Comunitat y tendría un efecto devastador sobre la reputación de esta tierra ante la Comisión. Es algo que los valencianos no nos podemos permitir. Es un límite. Aquí hay líneas rojas y esta es una de ellas.

Fotos

Vídeos