Las Provincias

fútbol | valencia cf

Valencia CF | El Mestalla no tiene techo

Lato intenta superar a un rival de l'Hospitalet durante un lance del encuentro en Mestalla
Lato intenta superar a un rival de l'Hospitalet durante un lance del encuentro en Mestalla / ValenciaCF
  • Los de Curro Torres conocerán hoy a las 17 horas su rival para la primera eliminatoria de la fase de ascenso a la Segunda División

  • El filial del Valencia derrota a l'Hospitalet y certifica la tercera plaza liguera

El Mestalla tiene fútbol. Y hambre. Después de certificar el paso a los playoff de ascenso a Segunda División, el filial del Valencia podía garantizar ayer la tercera plaza en Mestalla. No falló. Pese a que l'Hospitalet, necesitado de la victoria porque se jugaba el descenso, se adelantó en el minuto tres, los de Curro Torres lograron darle la vuelta al marcador. Ayudó, qué duda cabe, la expulsión de Porcar antes del descanso. Pero esto no desluce el trabajo de un equipo que vive su mejor momento.

El filial del Valencia estará pendiente hoy a las 17 horas de un ilusionante sorteo. Celta B, Fuenlabrada y Villanovense son los posibles rivales de un conjunto esperanzado en jugar la próxima temporada en Segunda. Durante toda la campaña, aunque sobre todo en los últimos choques, Curro Torres ha demostrado que tiene fondo de armario. Los no habituales se han enganchado a la dinámica de trabajo y ambición de los que juegan más minutos y han respondido cada vez que el exfutbolista les ha reclamado. Ayer fue uno de esos días.

L'Hospitalet, arropado por un puñado de ruidosos seguidores se jugaba la permanencia. Apenas un par de minutos después del pitido inicial demostraba que quería permanecer en la categoría. Primera aproximación y gol. Higón asistió a Dani Fernández y éste, en el corazón del área, disparaba haciendo inútil cualquier esfuerzo de Ferri. Fue un tanto bonito. Pero no iba a ser el mejor de la calurosa tarde de ayer domingo en Valencia. El público era menos numeroso que en el anterior encuentro ya que el choque era menos trascendente, sin embargo fue mucho más ruidoso y ayudó a remar a contracorriente a los de Curro Torres para alcanzar la tercera plaza.

Sito y Alberto Gil se convirtieron en una verdadera pesadilla para los catalanes. El primero la tuvo un par de veces, como también Alberto Gil. Ambos se toparon con el acierto de Dani Mallo, quien parecía imbatible. Una mano marcó el partido. Porcar cortó el balón de manera antirreglamentaria y vio la segunda amarilla. Era al filo del descanso. L'Hospitalet todavía lamentaba haber perdido un hombre y el Mestalla aprovechó el momento. Jordi Sánchez empató el partido a puerta vacía tras un error precisamente del guardameta visitante. Empate y a vestidores. Los invitados al palco del viejo coliseo blanquinegro entraban a la zona VIP. Layhoon Chan presidía una vez más. No será la última. La fase de ascenso cuenta con tres eliminatorias con choque de ida y vuelta cada una. La tercera se disputa la última semana de junio, por lo que si los de Curro Torres llegan, le daría tiempo a la singapurense a ver cómo certifica su ascenso a Segunda. Alesanco, Juan Cruz Sol, Luis Cervera, Paco Camarasa, Adorno, Tendillo o Phil Neville fueron algunos de los que disfrutaron de una magnífica segunda mitad del cuadro de Curro Torres.

Jordi Sánchez intentaba anotar el gol de la victoria pero Mallo quería resarcirse del error del primer tanto local. Y lo hizo haciendo inútil cada intento del delantero catalán. Dos nuevas lesiones volvían a trastocar el esquema del entrenador blanquinegro. Primero Sito y luego Cifu tuvieron que ser sustituidos. Caballo y Grego saltaron al terreno de juego. Este último no perdió ni un minuto. Había estudiado desde el banquillo al guardameta rival y sólo se le podía batir sorprendiéndolo. Así que le cayó el balón a más de 20 metros de distancia de la portería chutó y anotó el gol de la victoria. La grada alucinaba con un gol que certificaba la tercera plaza. Los visitantes se volcaron en el ataque en busca de la permanencia. No obtuvieron recompensa. Eugeni se unía a la fiesta. Marcaba el tercero. La felicidad era inmensa. Excepto para los visitantes, que se despedían de la Segunda B camino de Tercera con lágrimas en los ojos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate